La cuestion es que las nuevas tecnologías no necesariamente reemplazarán a la tecnología antigua, sino que la actualizarán. Por definición. Finalmente, la reemplazarán. Pero es como con las personas que tenían televisores en blanco y negro cuando salió el color. Finalmente decidieron si la inversión en la nueva tecnología valía la pena o no.

Steve Jobs