Nadie ha conservado jamás largo tiempo un poder ejercido con la violencia.

Lucius Seneca