Un vallado hace buenos vecinos.

Robert Frost