Somos engañados por la apariencia de la verdad.

Horacio