Voy a vivir para siempre. Los genios no mueren.

Salvador Dali