Un árbol es un vecino muy peligroso en una tormenta.

Charles Dickens