La felicidad de una madre es como un faro, iluminando el futuro pero también reflejando sobre el pasado con la apariencia de entrañables recuerdos.

Honoré De Balzac