La soledad es la mejor nodriza de la sabiduría.

La soledad es una gran fuerza que preserva de muchos peligros.

La soledad del hombre no es más que su miedo a la vida.

La soledad es mucho más divertida si es opcional.

La soledad es al espíritu lo que la dieta al cuerpo.

La soledad es estar rodeada de gente y pensar sólo en el que te falta.

La soledad se admira y se desea cuando no se sufre.

La soledad buscada no es vivida dramaticamente.

La soledad es el problema universal de la gente rica.

La soledad es la casa de la paz.

La soledad no es la situación más agradable, pero puede hacerte crecer.

La soledad es el precio de la libertad. Carmen Díez de Ribera.

La soledad es la única cosa que encuentras cuando no la buscas.

La soledad nos da el placer de una buena compañía: la nuestra.

La soledad es la peor enfermedad.

La soledad no está tan sola, ¿no ves qué a mi no me abandona?

La soledad no es tan triste, hay quien la disfruta.

La soledad sólo existe en soledad. Cuando se comparte, se evapora.

La soledad destella en el mundo sin amor.

La soledad y el sentimiento de ser rechazado es la pobreza más terrible.

La soledad no es motivo de tristeza, es motivo de reflexión.

La soledad es la persona que siempre nos rechaza.

La soledad a veces es la mejor compañía.

La soledad es independencia.

La soledad que desprendía aquella mujer quemaba.

La soledad es una amarga y mezquina compañera.

La soledad puede más que la herrumbre tus palabras.

La soledad no es estar solo, es estar vacío.

La soledad es un catalizador de la creatividad.

La soledad y el sentimiento de no ser querido es la más terrible pobreza.

La soledad es la suerte de todos los espíritus excelentes.

La soledad de dos en compañía.

La soledad es el imperio de la conciencia.

La soledad es mejor que la sociedad de las personas malas.

La soledad aterroriza al alma a los veinte.

La soledad es muy hermosa… cuando se tiene alguien a quien decírselo.

La soledad es el patrimonio de todas las almas extraordinarias.

La soledad me pesa. La compañía también.

La soledad es el estado propio del genio y del elegido.

La soledad es la gran talladora del espíritu.

El soltero se resigna aparentemente por su propia voluntad y en plena vida a un espacio vacío, cada

La belleza, como la sabiduría, ama al adorador solitario.