El deseo adquiere sentido cuando soy capaz de transformarlo en una acción.

El deseo del humano es el deseo del otro.

El deseo sujeta al sujeto.

El deseo siempre es deseo.

El deseo más profundo del espíritu humano es ser reconocido.

El deseo hace que todo florezca; la posesión hace que todo se se desvanezca.

El deseo hace bonito hasta lo feo.

El deseo está fatalmente destinado a aumentar cuando se ve frustrado.

El deseo de ser capaz de algo, a menudo impide serlo. F. de la Rochefoucauld.

El deseo es fósforo: ruido químico.

El deseo nunca deja de ser insubordinado.

El deseo de parecer listo impide el llegar a serlo.

El deseo de tener es el pecado de la codicia.

El deseo es una tendencia constante.

El deseo de conocimiento forma al hombre.

El deseo natural de los buenos hombres es el conocimiento.

El deseo florece; la posesión lo marchita todo.

El deseo vence al miedo, atropella inconvenientes y allana dificultades.

El deseo de sobrevivir y el miedo a la muerte son sentimientos artísticos.

El deseo y la felicidad no pueden vivir juntos.

El deseo nos fuerza a amar lo que nos hará sufrir.

El deseo de oro no es oro. Es para el significado de libertad y beneficio.

El deseo de agradar es al espíritu lo que el adorno a la belleza.

El deseo natural de los hombres buenos es el conocimiento.

El deseo vence al miedo.

El deseo respaldado por la fe no conoce la palabra “imposible”.

el deseo de guardar las formas. Un chaleco de nanquín.

El deseo típico es claramente una necesidad de la persona entera.

El deseo es la verdadera esencia del hombre.

Todo el mundo ha sido hecho para un trabajo particular, y el deseo de ese trabajo se ha puesto en cada corazón.

Existe dentro de nosotros una fuerza invisible; cuando reconoce dos objetos del deseo opuestos, se h

La juventud es inmoderada en sus deseos.