Cuando hemos perdido todo, incluso la esperanza, la vida se convierte en una desgracia y la muerte en un deber.

¿Ahogarse en un tanque frío de whisky? ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón?

El sueño – la experiencia más hermosa en la vida – excepto beber.

Un rico no es más que un pobre con dinero.

Llega un momento en los asuntos de los hombres en que hay que coger el toro por los cuernos y enfrentarse a la situación.

Dulce amor el alcanzado con dificultades.

Suelo cocinar con vino; a veces, incluso, se lo agrego a la comida.

Me gustan los niños... fritos.

Es inmoral permitir que un incauto se quede con su dinero.

Si al principio no triunfas, intenta, intenta otra vez. Y luego ríndete. No tiene sentido ser un maldito tonto.

Comienza cada día con una sonrisa y acábalo.

No hay duda de que todas las mujeres están locas; es sólo una cuestión de grado.

Diablos, yo nunca voto por alguien, Siempre voto en contra.

Empieza cada día con una sonrisa y mantenla todo el día.

Yo no bebo agua, los peces fornican en ella.

Una vez, durante la prohibición, me vi obligado a vivir durante días solo de comida y agua.

Nunca me preocupo de que alguien me lleve a donde se beba; sólo me preocupo de que me lleven a casa.

Eso me recuerda a mi safari en África. Alguien olvidó el sacacorchos y durante varios días tuvimos que vivir solo de comida y agua.

No puedes confiar en el agua: hasta un palo recto se tuerce en ella.

Si tuviera que vivir mi vida otra vez, la viviría encima de una cantina.

Cuando lo hemos perdido todo, entre ello la esperanza, la vida se convierte en una desgracia y la muerte en un deber.