¿Por qué me tocas? -porque puedo. -Casi esboza una sonrisa y a mi casi me nacen un par de alas-. Ya lo he hecho.

La tortura no es tortura cuando hay cualquier esperanza de alivio.

Es el tipo de beso que te hace darte cuenta de que el oxígeno está sobrevalorado.

Su nombre es el único recuerdo que me permito.

Ningún arma sería nunca más poderosa que una oración. Las espadas podrán matar, pero las palabras apuñalarían y se quedarían.

El tiempo continúa incluso cuando nosotros no.

Hay una especie de libertad en la oscuridad; una vulnerabilidad aterradora que nos permitimos a nosotros mismos en el momento equivocado.

Se acerca más a mi cuerpo y me doy cuenta de que no le presto atención a nada más que a los dientes de león que soplan deseos en mis pulmones.

He llegado a creer que el hombre más peligroso en el mundo es el que no siente ningún remordimiento. El que nunca se disculpa y por lo tanto no busca el perdón. Porque al final son nuestras emociones las que nos hacen débiles, no nuestras acciones.

―Entendido. No tocar. ―Se inclina unos centímetros y baja la voz―. Tengo un pequeño problema con eso, sabes. Las chicas siempre están hablando de electricidad en su romance, pero al parecer, ninguna realmente es muy feliz siendo electrocutada. Es malditamente confuso, es lo que es. ―Se encoge de hombros.

Y hay días en que no quiero reír. No quiero ser gracioso. No quiero que me importe nada. Hay días en que sólo quiero sentarme y llorar.»

El sol y la luna se han fusionado y la tierra está del revés. Siento que puedo ser exactamente quien quiero en sus brazos.

Los libros me ayudaron a no perder la cabeza por completo.

La soledad es una amarga y mezquina compañera.

Pero el tiempo está más allá de nuestra finita comprensión. Es interminable, vive fuera de nosotros; no podemos quedarnos sin él o perder su pista o encontrar una manera de aferrarnos a él. El tiempo continúa incluso cuando nosotros no.

Ya no estoy asustada del miedo, no dejaré que me gobierne. El miedo aprenderá a temerme.

Soy un ser compuesto por letras, un personaje creado con frases, un producto de la imaginación formado a través de la ficción.

Y de repente este pequeño y abatido cuaderno significa más para mí de lo que he tenido en toda mi vida.

La esperanza puede hacer que la gente haga cosas terribles.

Las palabras son como semillas plantadas en nuestros corazones. Ellas echan raíces a medida que crecemos, asentándose profundamente en nuestras almas.

Y me estoy empezando a dar cuenta cuanto dependo de las propiedades curativas de un excelente abrazo.

Me besa y yo soy oxígeno y él se muere por respirar.

Tendría que estar ciego para perderme algo así. Quiero decir, demonios, sólo la manera en que te mira. Es como que el chico nunca haya visto a una mujer en su vida. Como poner comida en frente de un hombre muerto de hambre y decirle que no puede comerlo.

Cuando estás listo para abrirte a la libertad. Cuando estás listo para reconstruirte. La soledad es una vieja amiga que espera a tu lado en el espejo, mirándote a los ojos, desafiándote a vivir tu vida sin ella.