En el éxito o en el fracaso, me siento orgulloso de cada una de las películas que he dirigido.

Todos nosotros somos cada año una persona distinta. No creo que permanezcamos siendo la misma persona toda nuestra vida.

El liderazgo de Lincoln se basa en una serie de preceptos, pero mi favorito es que actuó en el nombre y por el bien de la gente.

Yo sueño para vivir.

Muchas de las películas que he hecho, probablemente hubiesen funcionado igual de bien hace años, y justamente por esto, que tengo un montón de valores de la vieja escuela.

¿Sabes? Yo realmente no me miro mucho dentro de mí cuando estoy trabajando en un proyecto. Todo lo que soy se convierte en lo que la película es. Pero puedo cambiar; tú cambias.

Hay una línea muy fina entre la censura y el buen gusto y la responsabilidad moral.

Cuando llega la guerra, suceden dos cosas -los beneficios aumentan muy por encima de todos los productos perecederos. Esto se convierte en un mercado para ellos.

El humor es importante en la política, como en todos los aspectos de la vida.

En el año 83, no sólo no existía tal cosa como la tecnología de captura de movimiento, si no que ni siquiera había tal cosa como la animación digital. Esta era la era analógica.

Muchas de mis películas tratan sobre la forma en que yo deseo que fuera el mundo, y eso forma parte de mi arte, que a fin de cuentas es un arte interpretativo.

Tenemos mucho tiempo por delante para crear los sueños que aún ni siquiera imaginamos soñar.

Cada vez que veo una película en el cine es mágico, sin importar cuál sea su argumento.

No tiene sentido que mi país comercie con Corea del Norte y China y no con Cuba.

Yo solo tuve una imaginación salvaje, loca toda mi vida, y la ciencia ficción es la salida más grande para mí.

La gente ha olvidado cómo contar una historia. Las historias no tienen ya un nudo y un desenlace, sino un principio que nunca termina de empezar.

Nada de lo que yo hago como cineasta tiene como motivación los premios. (...) Puede parecer que los premios son la guinda del pastel, pero para la mayoría de nosotros la guinda es simplemente hacer el trabajo.

Así que trato de volver a inventar mi propio ojo cada vez que hago frente a un nuevo sujeto. Pero es difícil, porque todo el mundo tiene estilo. No lo puedo evitar.

Esperar lo mejor. No habría progreso si pensamos que el vaso está medio vacío y tememos lo peor. Esa siempre ha sido mi filosofía: soy un optimista.

La gente tiene que mirar más allá de la televisión o la prensa. Y ponderar si un líder habla de corazón y lucha por sus propias creencias o se limita a transmitir las ideas de otros.

La mayoría de mis presunciones sobre una producción suelen ser incorrectas.

Yo estaba haciendo un montón de películas caseras de mm, desde que tenía doce años, haciendo pequeños dramas y comedias con los niños del barrio.

Mi padre me llevó a mi primera película.

El público tiene un apetito para todo lo que tiene que ver con la imaginación, cualquier cosa que esté tan lejos de la realidad como sea creativamente posible.

Entrevisté a los supervivientes, fui a Polonia, vi las ciudades y pasé tiempo con la gente y hablé con los judíos que habían regresado a Polonia después de la guerra y hablé acerca de por qué habían vuelto.

Si yo no fuera un director, yo querría ser un compositor de cine.

Los documentales son la primera línea de la educación, y la segunda línea de la educación es la dramatización, como 'The Pacific'.

Tienes muchos años por delante para crear los sueños que aún no podemos imaginar soñar. Haz hecho más por el inconsciente colectivo de este planeta de lo que nunca sabrás.

La guerra destruye el intelecto. Cuando eso sucede, todo se reduce a reacción, y la persona descubre más rápidamente quién es realmente.

No creo que ninguna persona en ninguna guerra del mundo se vea a sí misma como un héroe.

No tomé ninguna licencia poética con 'La lista de Schindler', porque eso fue un documento histórico, de hecho.

No estoy muy interesado en hacer dinero.

Los movimientos populares son muy importantes porque dan voz a los problemas, y el pueblo quiere representantes que expresa sus problemas. De hecho, América se creó a través de un movimiento popular, que venía desde abajo hacia arriba.

Todos nosotros, todos los años, somos una persona diferente. No creo que seamos la misma persona toda la vida.

En tiempos desesperados hay que tomar medidas desesperadas.

Adoro el olor de las películas.

Una de mis hijas es una saltadora de caballos competitiva, vivimos con los caballos, tenemos establos en nuestra propiedad. Pero yo no monto. Observo, y me preocupo.