¡No olvidéis un instante, que es quedarse atrás no ir adelante!

¡Maldito mal el mío! Si puedes, huye de él; se llama hastío.

Todo es según el color del cristal con que se mira.

Mi querida más fiel fue la esperanza.

Es mi fe tan cumplida que adoro a Dios, aunque me dio la vida.

Todo, en amor es triste; mas, triste y todo, es lo mejor que existe.

Saben bien los amantes instruidos.

Por más contento que esté una pena en mi se esconde, que la siento en no sé dónde y nace de no se qué.

Les falta algo de amor a los amores.

Tened miedo de aquellas que eclipsan, siendo feas, a las bellas.

La soledad de dos en compañía.

Es propio del amor si es verdadero, compendiar en un ser el mundo entero.

Sin el amor que encanta, la soledad de un ermitaño espanta, ¡Pero es más espantosa todavía, la soledad de dos en compañía!

La experiencia es un sabio hecho a trompicones.

No rechaces tus sueños. ¿Sin la ilusión el mundo que sería?.

La vida es dulce o amarga; es corta o larga. ¿Qué importa? El que la goza la halla corta, y el que la sufre la halla larga.

La libertad no consiste en hacer lo que se quiere, sino en hacer lo que se debe.

Voy a decirte una verdad y es ésta: "No vale nuestra vida lo que cuesta".

La ambición más legítima y más pura.

Todo en el amor es triste, mas, triste y todo, es lo mejor que existe.

Si en la senda del mal te ves perdida, no sigas adelante. para volver al bien en esta vida todo momento es el supremo instante.

Las preocupaciones se pierden con el tiempo.

Mucho sabría, en verdad, si supiera la razón dónde acaba la ilusión y empieza la realidad.

Todo en amor es triste.

Yo voy a ti como va.

Y es que en este mundo traidor, no hay verdad ni mentira: todo es según el cristal con que se mira.

La amistad es un amor que no se comunica por los sentidos.