La única patria feliz, sin territorio, es la conformada por los niños.

Porque lo bello no es sino el comienzo de lo terrible.

Las obras de arte nacen siempre de quien ha afrontado el peligro, de quien ha ido hasta el extremo de la experiencia, hasta el punto que ningún humano puede rebasar. Cuanto más se ve, más propia, más personal, más única se hace una vida.

Una persona no es la que fue durante la última conversación que tuviste con ella - es quien ha sido a lo largo de toda su relación contigo.

La única patria que tiene el hombre es su infancia.

Uniran sus humanidades para soportar juntos, gravemente, pacientemente, el peso de la carne difícil que les fue dada.

Aunque estuvierais en una carcel, cuyos muros ahogasen todos los ruidos del mundo, ¿no nos quedaria siempre nuestra infancia, esa preciosa riqueza real, ese tesoro de los recuerdos?

Que un ser humano ame a otro, esa es quizás la más difícil de nuestras tareas, la definitiva, la última prueba y evidencia, el trabajo para el que todos los demás trabajos no son sino una preparación.

Ama tu soledad y soporta el sufrimiento que te causa.

El amor consiste en dos soledades que se protegen, limitan y procuran hacerse mutuamente felices.

Si tu vida cotidiana te parece pobre, no la acuses. Acúsate a ti mismo de no ser lo bastante poeta para percibir sus riquezas.

Nos encontramos en una corriente donde debemos remontar la marea. La tristeza también es una ola.

Las críticas son cartas al público que ningún autor tiene que abrir ni leer.

Hay mucha gente en el mundo, pero todavía hay más rostros, pues cada uno tiene varios.

Ser amado es pasar, pero amar es perdurar.

El amor es la ocasión única de madurar, de tomar forma, de llegar a uno mismo a ser un mundo para el amor del ser amado.

Los pájaros nos traspasan en vuelo silencioso.

Aparecerá la mujer cuyo nombre ya no significará sólo algo opuesto al hombre, sino algo propio, independiente. Nada que haga pensar en complemento ni en límite, sino tan sólo en vida y en ser: el Humano femenino...

No se tiene derecho a abrir un libro si no se compromete uno a leerlos todos.

En la vida no hay clases para principiantes; enseguida exigen de uno lo más difícil.

Busca la profundidad de las cosas; hasta allí nunca logra descender la ironía.

Amar es una oportunidad, un motivo sublime que se ofrece a cada individuo para madurar y llegar a ser algo en sí mismo, para volverse mundo.

No se deje engañar por lo que aparezca en la superficie. En las profundidades es donde todo se vuelve ley.

El amor de un ser humano por otro, es posiblemente la prueba más difícil para cada uno de nosotros.

Y ahora recibimos el año nuevo. Llenos de cosas que nunca han sido.

La experiencia más profunda del creador es femenina, dado que es la experiencia de recibir y tolerar.

Deja que la vida te suceda. Créeme: la vida siempre está en lo correcto.

Convierte tu muro en un peldaño.

El futuro entra en nosotros para transformarse en nosotros mucho antes de que ocurra.

El matrimonio es mucho más que cuatro piernas en una cama.

He rezado por mi niñez, y ha vuelto a mí, y siento que sigue siendo tan pesada como antes, y que no ha servido de nada hacerme mayor.

Quizá todo lo horrible, en el fondo, sea sólo una forma de desamparo que solicita nuestra ayuda.

Pues en cuanto consideramos la existencia de cada individuo como una habitación mayor o menor, queda de manifiesto que los más sólo llegan a conocer apenas un rincón de su aposento. Un sitio junto a la ventana. O bien alguna estrecha faja del entarimado, que van y vienen recorriendo de un lado para otro. Así disfrutan de alguna seguridad…

Sólo son malas y peligrosas las tristezas que se llevan entre la multitud para que ella las oculte.

Sólo quien no excluya nada de su existencia, ni lo que sea enigmático y misterioso, logrará sentir hondamente sus relaciones con otro ser como algo vivo, y sólo él estará en condiciones de apurar por sí mismo su propia vida.