El coraje es a menudo falta de conocimiento, donde la cobardía en muchos casos se basa en buena información.

Al progreso no hay quien lo pare. Dios creó el mundo en seis días. ¿Y que tenemos hoy? La semana de cinco días.

Desafortunadamente, el equilibrio de la naturaleza estipula que la super-abundancia de sueños se paga con el aumento de las pesadillas.

No creo que los amigos sean necesariamente la gente que más te gusta, son meramente la gente que estuvo allí primero.

Todo el mundo comete errores. La clave está en cometerlos cuando nadie nos ve.

La comedia es simplemente una forma divertida de ser serios.

Si Botticelli viviera hoy trabajaria para Vogue.

Por lo general, las mujeres de ensueño son una ilusión óptica.

La última voz audible antes de la explosión del mundo será la de un experto que diga: es técnicamente imposible.

Mónica Seles: detestaría estar en la habitación de al lado de ella en su noche de bodas.

Los diplomaticos son personas a las que no les gusta decir lo que piensan. A los políticos no les gusta pensar lo que dicen.

El hábito de la religión es opresivo, una salida fácil para no pensar.

El amor es un acto de perdón interminable, una mirada tierna que se convierte en un hábito.

Los padres son los huesos con los que los hijos afilan sus dientes.

Para llegar a la verdad, el alemán suma, el francés resta, y el inglés cambia de tema.

En América, por medio de la presión a la conformidad, hay libertad de elección, pero nada para elegir.

Puesto que estamos destinados a vivir nuestras vidas en la prisión de nuestra mente, al menos amueblémosla bien.

La mayoría de las personas tienen miedo a la muerte porque no han hecho nada de su vida.