Guardamos nuestro más profundo respeto y admiración para aquellos que voluntariamente se entregan al servicio y entregan sus vidas para ayudar a mantener segura nuestra nación.

Nunca he lamentado haber perdido una oportunidad de negocios para poder estar con mis hijos y nietos.

El concepto básico para el ascenso de los Estados Unidos al liderazgo global es nuestra tradición Judeo-Cristiana con la visión de la bondad y las posibilidades de cada vida humana.

Nuestros éxitos de este mundo no pueden ser garantizados, pero nuestra capacidad para alcanzar el éxito espiritual depende totalmente de nosotros, gracias a la gracia de Dios. El mejor consejo que conozco es dar, es dar a esas cosas de este mundo lo mejor de ti, pero nunca tu todo, reserva la última esperanza para el único ser que puede concederla.

Mamá y papá estuvieron casados 64 años. Y si te preguntas cuál fue su secreto, podrías pregunar a la floristería local - porque cada día papá le daba a mamá una rosa, que ponía en su mesita de noche. Así fue cómo ella supo lo que ocurrió en el día que mi padre murió - ella fue a buscarlo porque esa mañana, no había ninguna rosa.

El cristianismo no es la fe del complacido, cómodo o el tímido. Exige y crea las almas heroicas como Wesley, Wilberforce, Bonhoeffer, John Paul el segundo y Billy Graham. Cada uno demostró, a su manera, la implacable y poderosa influencia del mensaje de Jesucristo.

La libertad religiosa es la primera libertad en nuestra Constitución. Si la causa es justicia para los perseguidos, compasión por los necesitados y los enfermos, o misericordia para el niño esperando nacer, no hay ninguna fuerza mayor para el bien de la nación que la conciencia cristiana en acción.

Los negocios y el crecimiento en puestos de trabajo se trata de asumir riesgos, a veces se falla, a veces se tiene éxito, pero siempre esforzándose. Se trata de sueños. Por lo general, no resulta exáctamente como tu podrías haberlo imaginado. Steve Jobs fue despedido de Apple. Regresó y cambió el mundo.

Creemos en la iniciativa individual, en la responsabilidad personal, en las oportunidades, en la libertad, en un gobierno pequeño, en la Constitución. Estos principios, estos principios estadounidenses, son esenciales para conseguir que nuestra economía vuelva a ser exitosa y líder en el mundo.

He estado en la política el tiempo suficiente para no preocuparme de lo que otros están diciendo, pero en lugar para hablar de lo que creo.

La libertad religiosa le abre una puerta a los estadounidenses que está cerrada a muchos otros alrededor del mundo. Pero caminar por esa puerta y lo que hagamos con nuestras vidas después de hacerlo depende de nosotros.

Libertad. Libertad de religión. Libertad para expresar sus ideas. Libertad para construir una vida. Y sí, libertad para levantar un negocio. Con sus propias manos. Esta es la esencia de la experiencia estadounidense.

Desde que Castro tomó el poder, al pueblo cubano se les ha negado las libertades humanas básicas. Sin libertad, sin libertad de prensa, no hay libertad política. Y el régimen utiliza la brutalidad y la violencia para suprimir estas libertades e imponer su voluntad.

Juntos construiremos un Estados Unidos donde la esperanza sea un trabajo nuevo con un sueldo decente, no una palabra apagada sobre un viejo estiker de parachoques.

He conocido a personas de gran fe. Me senté en la casa de Billy Graham y en la residencia del Cardenal Dolan y oré con estos hombres de Dios.

Estoy dispuesto a llevarnos por un camino diferente donde somos levantados por nuestro deseo de triunfar, no arrastrado por un resentimiento del éxito.

América no puede continuar dirigiendo las familias de las naciones alrededor del mundo, si sufrimos el colapso de la familia aquí en nuestro hogar.

Como yo, la gran mayoría de los estadounidenses desea preservar la definición tradicional del matrimonio y oponerse a la preferencia y la intolerancia dirigida a homosexuales y lesbianas.

Tengo cinco varones en la familia, y es constante competencia, deporte, humor y bromas.

El conservacionismo ha tenido desde sus inicios una agenda de pensamiento enérgicamente positiva e intelectualmente rigurosa. Esa agenda debe basarse en mis tres pilares: fortalecer la economía, fortalecer nuestra seguridad y fortalecer a nuestras familias.

Me gustan los autos americanos. Y yo no haría nada para hacer daño a la industria automotriz estadounidense.

Creo en mi fe mormona, y me esfuerzo en vivir conforme a ella. Mi fe es la fe de mis padres - voy a ser fiel a ellos y a mis creencias.

Mi papá había nacido en México y su familia tuvo que irse durante la revolución mexicana.

La educación es la inversión que hace nuestra generación para el futuro.

Dependencia es la muerte a la iniciativa, a la toma de riesgos y oportunidades. Es hora de detener la propagación de la dependencia del gobierno y luchar contra ella como el veneno que es.

Mi opinión es que el matrimonio es una relación entre un hombre y una mujer. Esa es la posición que he tenido por bastante tiempo, y no tengo la intención de hacer ajustes ahora... o nunca, por cierto.

Sabes, mi padre sirvió en el Gabinete del Presidente después de su tiempo como un gobernador. Me dijo que él disfrutaba siendo gobernador mucho más. Ahora, entiendo por qué. Si hago mi trabajo bien, puedo hacer una diferencia en las vidas de las personas y puedo ayudar a los niños realizar sus sueños.

Siento profundamente la necesidad de respetar y tolerar a las personas de diferentes orientaciones sociales y sexuales. Pero al mismo tiempo, creo que el matrimonio debe preservarse como una institución para un hombre y una mujer.

Amo a mi papá. Es justo decir que probablemente no hubiera pensado en la política si no hubiera visto a mi mamá y a mi papá involucrados en la política.

Liderazgo - el liderazgo es hacerse responsable, no buscar excusas.

Reconozco y me siento muy cómodo con las personas que toman un buen vistazo a cómo he vivido mi vida, y obviamente mi fe es una parte importante de eso.

Tal vez la conciencia religiosa trastorna los diseños de los que sienten que la más alta sabiduría y autoridad viene del gobierno. Pero desde el principio, esta nación confiaba en Dios, no hombre. La libertad religiosa es la primera libertad en nuestra Constitución.

Hombres y mujeres de todas las fe y buena gente sin fe alguna, se esfuerzan honestamente en hacer las cosas bien y llevar una vida con propósito.

Toda mi vida ha sido de aprender a dirigir, de mis padres, mi educación, a la experiencia que tuve en el sector privado, a ayudar a ejecutar los Juegos Olímpicos y luego por supuesto ayudando a dirigir un estado.

Ninguna persona que haya conocido, ni el más justo o puro de corazón, se ha librado de aquellos tiempos cuando la fe retrocede en el ajetreo de la vida.

Usted no puede continuar dejando que la matrícula de educación superior crezca a un múltiplo de la tasa de inflación.

Mi liderazgo pondrá fin a la era de Obama y comenzará una nueva era de la prosperidad americana.

La antorcha que lleva América es una de esperanza y decencia. No es solo la antorcha de los Estados Unidos. Pero es el deber y honor de América alzarla lo suficientemente alta para que todo el mundo pueda ver su luz.

La mano invisible del mercado siempre se mueve mejor y más rápidamente que la pesada mano del gobierno.

Me encantan las bromas y el humor. Que francamente no hay broma que no crea que sea divertida. Me encantan las bromas, pero no me gusta tener miedo.

El país ya tiene un líder que nos divide con la política amarga de la envidia. Tenemos que ofrecer una visión alternativa.

Ronald Reagan fue un presidente con fuerza. Su filosofía fue una filosofía de fuerza - un ejército fuerte, una economía fuerte y familias fuertes.

Me parece extraño que la libre práctica de la fe religiosa a veces es tratada como un problema, algo con lo que Estados Unidos se ha quedado atascado en lugar de ser bendecido con la misma.

Mi mamá y papá dieron a sus hijos el mejor regalo de todos, el regalo del amor incondicional. Les importó profundamente quiénes seríamos y mucho menos qué haríamos.