¿Quiénes son tus enemigos? ¿Quiénes son tus amigos? Esta es la pregunta más importante para la revolución.

La política es una guerra sin efusión de sangre; la guerra una política con efusión de sangre.

Quien posea conocimientos especializados puede considerarlos como capital para envanecerse y despreciar a los demás.

La crítica debe hacerse a tiempo; no hay que dejarse llevar por la mala costumbre de criticar sólo después de consumados los hechos.

Fusilamientos. Este castigo se reserva a los peores déspotas locales y shensi malvados y lo imponen los campesinos junto con otros sectores de la población.

Un partido revolucionario es el guía de las masas, y no hay revolución que no fracase cuando ese partido las conduce por un camino erróneo.

Los contrarios en una contradicción forman una unidad a la vez que luchan entre sí, lo cual impulsa el movimiento y el cambio en las cosas. En todas partes existen contradicciones...

Donde hay voluntad de condenar, las pruebas acaban apareciendo.

Más gente significa mayor riqueza de ideas, más entusiasmo y más energía.

Cuando surge algún problema, hay que celebrar una reunión y colocar el problema sobre la mesa para discutirlo y tomar decisiones, y así el problema será resuelto. Si existen problemas y no se colocan sobre la mesa, permanecerán sin resolver por largo tiem.

El ejército debe fundirse con el pueblo, de suerte que éste vea en él su propio ejército. Un ejército así será invencible.

Sin preparación, la superioridad de fuerzas no es superioridad real ni puede haber tampoco iniciativa. Sabiendo esta verdad, una fuerza inferior pero bien preparada, a menudo puede derrocar a una fuerza enemiga superior mediante ataques por sorpresa.

No dejen que los problemas se acumulen y causen muchas complicaciones antes de resolverlos.

La modestia contribuye al progreso, y el engreimiento conduce al atraso.

Quien no ha investigado no tiene derecho a hablar.

La filosofía marxista considera que el problema más importante no consiste en comprender las leyes del mundo objetivo para estar en condiciones de interpretarlo, sino en aplicar el conocimiento de esas leyes para transformar activamente el mundo.

La política es una guerra sin efusión de sangre.

Por regla general, donde no llega la escoba, el polvo no desaparece solo.

También es necesario que el gobierno ayude a las asociaciones campesinas a crear cooperativas de crédito (de préstamo).

El comunista debe ser sincero y franco, leal y activo, poner los intereses de la revolución por encima de su propia vida y subordinar su intereses personales a los de la revolución.

La falta de éxitos en el trabajo puede provocar pesimismo y depresión, en tanto que los éxitos pueden engendrar arrogancia y altanería. Un camarada que tenga corta historia de lucha puede con ese pretexto eludir responsabilidades, y un veterano puede cons.

No aparentemos saber cuando no sabemos.

El comunista nunca debe creerse infalible ni comportarse en forma altanera, pensando que sobresale en todo mientras los demás no tienen nada bueno; jamás debe encerrarse en su pequeña habitación, ni fanfarronear, ni actuar como tiranuelo.

No se puede depurar la administración distrital a menos que los campesinos se alcen.

El pueblo, y sólo el pueblo, es la fuerza motriz que hace la historia mundial.

La unilateralidad y la superficialidad son también subjetivismo, porque todas las cosas objetivas se hallan en realidad ligadas unas con otras y se rigen por leyes internas; sin embargo, hay personas que, en lugar de reflejar las cosas tal como son, las c.

Consejo de asuntos distritales. En consejos participan, además del jefe de distrito, los representantes de las siguientes organizaciones a nivel distrital: la asociación campesina, la federación sindical, la asociación de comerciantes, la unión de mujeres.

La juventud es la fuerza más activa y vital de la sociedad. Los jóvenes son los más ansiosos de aprender, y los menos conservadores en su pensamiento.

Luchar, fracasar, volver a luchar, fracasar de nuevo, volver otra vez a la luchar, y así hasta la victoria: ésta es la lógica del pueblo, y él tampoco marchará jamás en contra de ella.

Son los propios campesinos quienes instalaron los ídolos y ellos, cuando llegue el momento, los tirarán con sus propias manos; no es necesario que otros lo hagan en su nombre antes de tiempo.

En China han tenido acceso a la educación sólo los terratenientes, y no los campesinos.

Durante los últimos años, con la creciente ruina de la econonomía rural, se ha minado la base de la dominación del hombre sobre la mujer.

Para decirlo con toda franqueza, en todas las aldeas se necesita un breve período de terror.

La igualdad absoluta no podrá existir incluso bajo el socialismo, ya que los bienes materiales serán distribuidos entonces conforme al principio: De cada uno, según su capacidad; a cada uno, según su trabajo.

Allí donde la asociación campesina es poderosa, los juegos de azar han sido prohibidos y han desaparecido totalmente, y el bandolerismo se ha eliminado.

Lo urgente generalmente atenta contra lo necesario.

La gente y la gente sola es la fuerza motriz de la realización de la historia mundial.

No ha habido jamás, desde los tiempos antiguos, ninguna guerra que no tuviese un carácter político.

El poder político crece en el cañón de un arma de fuego.

Cuando el enemigo avanza, retrocedemos; cuando acampa, lo hostigamos; cuando se fatiga, lo atacamos; cuando se retira, lo perseguimos.

Sería enteramente incorrecto considerar los errores como lo principal cuando lo son, en realidad, los éxitos.

La disciplina del Partido exige, entre otras cosas, que la minoría se someta a la mayoría.

Aquí tienen diez yuanes; por favor, déjenme entrar en la asociación - implora el shenshi malvado de poca monta. -¡Maldita la falta que nos hace tu cochino dinero!- le replican los campesinos.

Si quieres conocer el sabor de una pera, debes cambiar a la pera comiéndola tú mismo. Si quieres conocer la teoría y los métodos de la revolución, debes ser parte de una revolución. Todo verdadero conocimiento se origina en la experiencia directa.

Cada vez que el régimen blanco se estabiliza temporalmente en una o varias provincias, las clases dominantes de allí inevitablemente se alian y hacen lo imposible por destruir el Poder rojo.

La primera acción de los campesinos después de establecer su organización, consiste en reducir a polvo el prestigio y autoridad políticos de la clase terrateniente...

Derrocado el poder de los terratenientes, las asociaciones campesinas han pasado a ser los únicos órganos de Poder, y se ha hecho realidad la consigna de ¡Todo el Poder a las asociaciones campesinas!

A menudo, sólo es posible llegar a un conocimiento correcto después de muchas repeticiones del proceso que conduce de la materia a la conciencia y de la conciencia a la materia, es decir, de la práctica al conocimiento y del conocimiento a la práctica. Es.

Quien quiera conocer una cosa, no podrá conseguirlo sin entrar en contacto con ella, es decir, sin vivir (practicar) en el mismo medio de esa cosa. Si quieres conocer, tienes que participar en la práctica que transforma la realidad.