No hay venganza tan completa como el perdón.

La honestidad es la riqueza más rara que cualquiera pueda poseer, aún así toda la honestidad del mundo no es legal para una rodaja de pan.

Para criar a un niño por el camino correcto, viaja por ese camino tú mismo de vez en cuando.

El aprendizaje duerme y ronca en las bibliotecas, pero la sabiduría está en todas partes, despierta, de puntillas.

El silencio es una de las cosas más difíciles de refutar.

El silencio es uno de los argumentos más difíciles de refutar.

La adulación es como agua de colonia, Es bueno olerla, más no tragarla.

Hay dos clases de tontos: los que no pueden cambiar su opinión y los que no lo harán.

Si no hubiera fe no habría vida en este mundo. No podríamos comer "hash" (plato de carne y verduras o picadillo) con seguridad alguna.

Una buena manera que yo se de cómo encontrar la felicidad, es el no crear un agujero para encajar el enchufe.

Hay un gran poder en las palabras, siempre que no enganches demasiadas de ellas juntas.

El conocimiento es como el dinero: cuanto más recibe, más anhela.

Como algo en general, cuando una mujer lleva los pantalones en una familia, ella tiene buen derecho a ellos.

Cada hombre tiene sus locuras - y a menudo son lo más interesante que tiene.

En la juventud nos encontramos con dificultades. En la vejez las dificultades nos encuentran a nosotros.

El dinero puede comprar un buen perro, pero no comprarà el meneo de su cola.
La sabiduría nunca ha creado un fanático, pero la erudición si.

Creo que cuando uno siente el horror completo de tener cincuenta años, debe quedarse en casa y tener una buena llorada.

Casarse por amor puede ser un poco arriesgado, pero es tan honesto que Dios no puede dejar de sonreír en él.

La vida consiste no en tener buenas cartas, sino en jugar bien las que uno tiene.

Adquirir un hábito es cosa fácil; sólo que, al tratar de extirparlo, saldrá con piel y todo.

Los hombres se lamentan por lo que han perdido; las mujeres por lo que no tienen.

La rueda que chilla más fuerte es a la que se le aplica la grasa.

No hay nada tan fácil de aprender como la experiencia y nada tan difícil de aplicar.

Si alguna vez encuentras felicidad cazándola, la encontrarás, como la mujer vieja lo hizo con sus gafas perdidas, seguras en su propia nariz todo el tiempo.

Hay muchas personas que confunden la imaginación con la memoria.