La felicidad es interior, no exterior, por lo tanto, no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos.

Algunas personas le tienen tanto miedo a la muerte que nunca comienzan a vivir.

La mitad de los disturbios seculares y lúgubres, profana tristeza de la sociedad moderna, proviene de las ideas vanas de que todo hombre está destinado a ser un crítico de por vida.

Un amigo es lo que el corazón necesita todo el tiempo.

El día de tu muerte sucederá que lo que tú posees en este mundo pasará a manos de otra persona. Pero lo que tú eres será tuyo por siempre.

Alégrate de la vida porque ella te da la oportunidad de amar, de trabajar, de jugar y de mirar a las estrellas.

Sé alegre con la vida porque te da la oportunidad de amar, trabajar, jugar y de ver las estrellas.

Busca alrededor un lugar para sembrar unas pocas semillas.

El primer día de la primavera es una cosa y el primer día primaveral, otra diferente. Frecuentemente la diferencia entre ellas es más de un mes.

Utiliza en la vida los talentos que poseas: el bosque estaría muy silencioso si sólo cantasen los pájaros que mejor cantan.

Utiliza los talentos que poseas; los bosques estarían muy silenciosos sin pájaros cantando allí excepto los que cantaron mejor.

Una paz que depende del miedo no es más que una guerra suprimida.

Lo que posees en el mundo será encontrado en el día de tu muerte perteneciendo a alguien más. Pero lo que eres será tuyo para siempre.

El genio es el talento enardecido por el coraje.