Cualquier persona que deja de aprender es vieja, ya tenga veinte u ochenta años. Cualquier persona que mantiene aprendiendo, se mantiene joven.

Todo el secreto de mi éxito está en pagar como si fuera próspero y vender como si estuviera en quiebra.

No encuentres la falta, encuentra el remedio.

El éxito consiste en obtener lo que se desea. La felicidad, en disfrutar lo que se obtiene.

Reunirse es el comienzo; mantenerse juntos es el progreso; trabajar juntos es el éxito.

Pensares el trabajo más difícil que existe. Quizá sea ésta la razón por la que haya pocas personas que lo practiquen.

El único error real es aquel del que no aprendemos nada.

El secreto de una vida exitosa es encontrar cuál es tu destino y entonces perseguirlo.

Un negocio que no hace nada más que dinero es un negocio pobre.

Corta tu propia madera y te calentará dos veces.

Los obstáculos son esas cosas terribles que vemos al quitar los ojos de nuestra meta.

Recuerda que los aviones despegan con el viento en contra, nunca a favor.

Si todos avanzamos juntos, el éxito viene solo.

Una empresa totalmente dedicada al servicio tendrá sólo una preocupación acerca de las ganancias. Serán vergonzosamente grandes.

La vida es una serie de experiencias, cada una de las cuales nos hace más grande, aunque a veces es difícil darse cuenta de ello. La razón por la que el mundo fue construido es para desarrollar carácter, y debemos aprender que los reveses y dolores que sufrimos nos ayudan a caminar hacia adelante.

La gente puede tener su modelo T en cualquier color. Siempre que ese color sea negro.

Antes de todo, el prepararse es el secreto del éxito.

El fracaso es, a veces, más fructífero que el éxito.

Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, estás en lo cierto.

Si hay un secreto del buen éxito reside en la capacidad para apreciar el punto de vista del prójimo y ver las cosas desde ese punto de vista así como del propio.

El hombre que usa su habilidad e imaginación constructiva para ver cuánto mas puede dar por un dólar, en lugar de lo poco que puede dar por un dólar, está destinado a tener éxito.

El cincuenta por ciento de la publicidad es completamente inútil: la cuestión es saber cuál es ese cincuenta por ciento.

Nadie cambia si no siente la necesidad de hacerlo.

No es el empleador quien paga los salarios. Los empleadores sólo manejan el dinero. Es el cliente quien paga los salarios.

No busquemos culpables, sino soluciones.

Hay alegría en el trabajo. No hay ninguna felicidad excepto en darnos cuenta de que hemos logrado algo.

Nuestros fracasos son a veces más fructíferos que los éxitos.

Imposible, significa que no has encontrado la solución.

La competencia es la vanguardia sagaz de los negocios, siempre cortando costos.

No creo que un hombre nunca pueda dejar su negocio. Tendría qué pensarlo durante el día y soñar con él por la noche.

El verdadero progreso es el que pone la tecnología al alcance de todos.

Cuando sientas que todo se pone en tu contra, recuerda que un avión despega contra el viento, no a favor.

El dinero es como un brazo o una pierna: o se usa o se pierde.

El fracaso es una gran oportunidad para empezar otra vez con más inteligencia.

No queremos tradición. Queremos vivir en el presente y la única historia que vale la pena es la historia que hacemos hoy.

El mejor automovilista es aquel que conduce con imaginación. Imagina que su familia va con él en el auto.

El fracaso es solo la oportunidad de comenzar de nuevo de forma más inteligente.

No se puede construir una reputación sobre lo que se va a hacer.

Un negocio que hace nada más que dinero es un negocio pobre.

La adulación en un amigo verdadero es una cosa monstruosa.

El fracaso es la oportunidad de empezar de nuevo, con más inteligencia.

Pensar es el trabajo más duro, lo cuál es la probable razón de que pocos lo practiquen.

Si el dinero es tu esperanza de independencia, no la tendrás nunca. La única seguridad verdadera que un hombre tendrá en este mundo es una reserva de conocimiento, experiencia y capacidad.

Unirse es el comienzo; estar juntos es el progreso; trabajar juntos es el éxito.

La mayoría de las personas gastan más tiempo y energías en hablar de los problemas que en afrontarlos.

La historia es más o menos una tontería.

El mayor uso de capital no es para ganar más dinero, sino hacer que el dinero haga más para el mejoramiento de la vida.

Pensar es el trabajo más difícil que existe. Quizá sea ésta la razón por la que haya tan pocas personas que lo practiquen.

Los que renuncian son más numerosos que los que fracasan.