A mí me dijo que tener un arma equivale a invitar al otro a que te dispare.

Atticus dice que Dios ama a las personas como cada uno se ama a sí mismo...

La única cosa que no se rige por la regla de la mayoría es la conciencia de uno.

Las personas que están en sus cabales no se enorgullecen de sus talentos.

El hecho de que hayamos perdido cien años antes de empezar no es motivo para que no intentemos vencer.

El valor real es cuando sabes que estás vencido antes de comenzar, pero comienzas de todos modos y llegas al final de la cuestión sin importar lo que suceda.

Lo único que no se rige por la mayoría es la conciencia de uno.

Los prejuicios, una palabra sucia, y la fe, una palabra limpia, tienen algo en común: ambas comienzan donde termina la razón.

Los ruiseñores no hacen otra cosa que crear música para que la disfrutemos. No se comen los jardines de la gente, no hacen nidos en los graneros, no hacen otra cosa que cantar su corazón para nosotros. Es por eso que es un pecado matar a un ruiseñor.

El amor es lo único de este mundo que es inequívoco. Hay distintas clases de amor, pero todas se sienten o no se sienten».

Ustedes saben la verdad, y la verdad es que algunos negros mienten, algunos negros son inmorales, algunos negros no merecen la confianza de estar cerca de las mujeres... blancas o negras. Pero ésta es una verdad que se aplica a toda la especie humana y no a una raza particular de hombres.

Pero cuando te falla un hombre que ha vivido conforme a la verdad, y has creído en lo que ha vivido, te quedas sin nada. Creo que por eso estoy a punto de volverme loca…

Matad todos los arrendajos azules que queráis, pero recordad que matar a un ruiseñor es pecado. (...) Los ruiseñores sólo se dedican a cantar para alegrarnos. No estropean los huertos, no anidan en los arcones del maíz, no hacen nada más que derramar su corazón, cantando para nuestro deleite. Por eso es pecado matar un ruiseñor.

Hasta qué temí perderlo, jamás me embelesó leer. A uno no le embelesa el respirar.

Los hombres tienen tendencia a clasificar su honradez por casilleros, Jean Louise. Pueden ser perfectamente honestos en ciertos aspectos y engañarse a sí mismos en otros.

Te digan lo que te digan, no permitas que te hagan perder los nervios. Procura luchar con el cerebro, para variar...

Hay hombres tan ocupados en acongojarse por el otro mundo que no han aprendido a vivir en este.

Para mí es un misterio que sigan portándose tan bien después de llevar cien años soportando que les nieguen sistemáticamente que son seres humanos.

Estamos pagando el tributo más alto que puede pagar a un hombre. Confiamos en que él haga lo correcto. Es así de simple.

Puede parecer que uno forma parte de algo que en apariencia no es del todo bueno, pero no te arrogues el derecho de juzgarlo a menos que también conozcas sus motivos.

A medida que crezcas, verás a los blancos estafando a los negros, todos los días de tu vida, pero te diré una cosa, y no la olvides: siempre que un hombre blanco abusa de un negro, no importa quién sea, ni cuán rico sea, ni cuán distinguida haya sido la familia de que procede, ese hombre blanco es basura.

Uno puede condenar a sus enemigos, pero es más prudente conocerlos.