Nuestros muertos nunca están muertos para nosotros, hasta que los hayamos olvidado.

Nunca es demasiado tarde para ser lo que podrías haber sido.

¿Qué soledad es más solitaria que la desconfianza?

¿Para que vivimos, si no es para hacernos la vida más llevadera unos a otros?

El diferente gusto en chistes es una gran presión en los afectos.

Todo el aprendizaje que mi padre costeó fue una rama de abedul por un lado y un alfabeto por el otro.

Cuando nos llega la hora nunca nos arrepentimos de nuestra ternura sino de nuestra severidad.

Nuestros muertos nunca están muertos para nosotros, hasta que los olvidamos.

En la risa vana de la locura la sabiduría escucha la mitad de su aplauso.

Nadie puede ser sensato con el estómago vacío.

La ira y los celos no pueden soportar perder de vista sus objetos más que el amor.

Hay muchas victorias que son peores que una derrota.

Los niños son aún el símbolo del matrimonio eterno entre el amor y el deber.

Nunca es demasiado tarde para ser quien podrías haber sido.

Los animales son buenos amigos, no hacen preguntas y tampoco critican.

Una persona bien educada no tiene por costumbre citar a los clásicos en latín cada vez que acude a una reunión social. Tanto los hombres como las mujeres contienen su familiaridad con el "humano Cicerón" impidiendo que asome durante una conversación coloquial.

Si la felicidad viene o no, uno debe intentar y prepararse a estar sin ella.

Él era como un gallo que creía que el sol se había levantado para oírlo cacarear.

No debemos quedarnos quietos y buscar milagros; mantente activo y el Señor estará contigo. Plegarias y penas, mediante la fe en Cristo Jesús, se logrará cualquier cosa.

Pero la experiencia humana es generalmente paradójica, eso significa incongruente con las frases de habla actual o incluso filosofía actual.

Debe uno ser pobre para conocer el lujo de dar.

Hay muchas personas que adquieren la costumbre de ser infelices.

Para que vivimos, ¿si no para hacer la vida menos difícil el uno para el otro?.

No estoy negando que las mujeres sean necias. Dios Todopoderoso las hizo para que combinen con los hombres.

El conocimiento lentamente acumula lo que la ignorancia en una hora hala hacia abajo.

El coraje es estar dispuesto a luchar por una causa incluso cuando se está seguro de que se va a perder. Hay muchas victorias peores que la derrota.

El matrimonio debe ser una relación ya de simpatía, o ya de conquista.

Se vedessimo e sentissimo in modo intenso tutta la normale vita umana, sarebbe come udire l'erba crescere e il pulsare del cuore dello scoiattolo, e moriremmo per il frastuono che è al di là del silenzio. Così come stanno le cose, i più svegli di noi si muovono ben imbottiti di stupidità.

Roma, la ciudad de la historia visible, donde el pasado de todo un hemisferio parece estar avanzando en una procesión fúnebre con extrañas imágenes ancestrales y trofeos traídos desde lejos.

La ciencia es definitivamente más escrupulosa que el dogma. El dogma le da una definición al error, pero el aliento mismo de la ciencia es una competencia con el error, y debe mantener viva la conciencia.

Nuestras obras todavía viajan con nosotros desde lejos, y lo que hemos sido nos hace lo que somos.

Nuestras acciones hablan sobre nosotros tanto como nosotros sobre ellas.

Los celos nunca se satisfacen con nada salvo una omnisciencia que detecte el pliegue más sutil del corazón.

Cuando la muerte, el gran reconciliador, ha llegado, nunca es la ternura que de nos arrepentimos, pero de nuestra gravedad.

Examinad bien vuestras palabras y encontrareís que, áun cuando no teneis ningún motivo para ser falsos, es muy difícil decir la verdad exacta.

El fracaso después de una larga perseverancia es más grandioso que nunca haberse esforzado lo suficiente para que lo llamen fracaso.

Quien nunca tuvo una almohada, no la hecha a faltar.

En cada partida hay una imagen de la muerte.

No obstante, lo que llamamos nuestra desesperación suele ser solamente el afán doloroso de la esperanza desnutrida.

El fracaso después de una larga perseverancia tiene mucha más grandeza que no haber realizado nunca un esfuerzo lo bastante intenso para que luego quepa hablar de fracaso.

El corazón de una mujer debe ser de un particular tamaño y no mayor, de lo contrario se debe presionar para hacerlo más pequeño, como los pies de los chinos; su felicidad debe ser como los pasteles, de acuerdo a una receta fija.

Más útil que toda la sabiduría es un calado de simple compasión humana que no nos abandonará.

Las palabras tienen alas, pero no vuelan nunca donde nosotros queremos.

El mejor fuego no es el que se enciende rápidamente.

No todos podemos hacer conquistas cuando nuestra fealdad ha pasado su mejor momento.

Deberías leer la historia y mirar el ostracismo, la persecución, el martirio y ese tipo de cosas. Sabes, siempre le suceden a los mejores hombres.

En ningún momento he dudado que las mujeres son tontas. Al fin y al cabo el Todopoderoso las creó a imagen y semejanza de los hombres.

Existe un tipo de celos que necesita muy poco fuego; casi es una pasión, más una plaga en el difícil egoísmo de desaliento y nublado.

La crueldad, como cualquier otro vicio, no requiere ningún mótivo para ser practicada, apenas oportunidad.