Eres hermosa cuando ríes. Como una diosa del amor que hechiza a todo el que te mira"-Kyrin a Mia.

Un pequeño consejo para ti, Maravilla Alada. No amenaces a la mujer que quieres seducir.

Lo único que no podría soportar sería vivir sin tí.

Bueno, he estado llamándome Scarlet Pattinson durante varias semanas. ¿Has visto a Robert Pattinson? El más ardiente. Hombre. En toda la vida. Y no, no me importa si eso me convierte en una asaltacunas. Él canta con la voz de un ángel. Dios, amo cuando un hombre me canta.

Puede que a ti no te importe morir, pero a mí sí (...) No voy a hacer eso por ti. Nunca. No me lo pidas a mí.-Zacharel a Annabelle.

Perdóname, necesito tu número de teléfono para dárselo a mi amigo. Así sabrá dónde puede encontrarme por la mañana.

Cuanto más te hablo, más deseo seguir haciéndolo. Y ya pienso lo suficiente en ti para empeorarlo.

Tu boca es una boca de doscientos-dólares-la-hora, no una boca de cuéntame-todos-tus-secretos-o-te-mataré.-Lucius a Eden.

No estoy segura de que te des cuenta cuán ridículo suenas. Pero por fortuna para ti, Annabelle Miller está aquí y en el caso, y no va a dejar que pases ni un minuto más sin conocer la perfección que es el éxtasis de chocolate.

Mirarte es como entrar por fin por las puertas del cielo.

La fe es medible. Se basa en lo que piensas y consideras sobre una verdad espiritual. (...) Hay leyes naturales, como la gravedad, y hay leyes espirituales, como ésta. Puedes tener lo que dices si crees que lo tienes antes de que tú en realidad veas que lo tienes. Eso es fe.-Zacharel.