Todas las relaciones son difíciles. Igual que en la música, a veces tienes armonía y a veces cacofonía.

Ella me dio un beso de despedida. Ella me dijo que me amaba más que a su propia vida. Luego pasó a través de seguridad. Ella nunca volvió.

Es tranquilo ahora. Tan tranquilo que casi se puede oír sueños de otras personas..

Creo que todo está pasando todo el tiempo, pero si no te pones en el camino, lo pierdes. Cuando viajas, te pones allí. No siempre es genial. A veces es terrible. Pero otras… —Levanta los hombros y hace un gesto hacia París, luego me mira de reojo—, no es tan malo.

Pero no había ninguna postal de esto. De la vida.

Y esta es la verdad. Porque puedo tener solo dieciocho años, pero ya parece bastante obvio que el mundo se divide en dos grupos: los que actúan y los que observan. La gente a la que le suceden las cosas y el resto de nosotros, que solo medio perseveran con las cosas.

Siempre es sobre accidentes.

En solo un día, había llegado a amar esa sonrisa. Y ahora la quiero eliminar.

Se necesita un tipo de ingenuidad, o tal vez sólo estupidez, saber cómo terminarán las cosas y todavía esperar lo contrario.

Al contemplar las pastillas, parece muy fácil. Algo que podría hacer sin mayores problemas. Ahora mismo. Ingerir unas pastillas. Saltar de un paso elevado. Utilizar la pistola cargada de alguien. No deseas morir, me recuerdo. Pero si lo desearas, responde una vocecilla, imagina lo sencillo que sería…

De todos los tugurios del mundo, tenía que entrar en el mío.

La ruptura. Todo el mundo habla de ella como si fuera lo más fácil del mundo. No hay más que desplegar los dedos uno por uno hasta abrir por completo la mano. Pero yo llevo tres años con el puño apretado; rígido de tan cerrado, a punto de no volver a abrirse nunca más.

Todas ellas son artistas liberales o estudiantes de administración, así que invocar ciencia las calla.

Lo peor que podría hacer es atropellarla con una bicicleta.

Las mujeres van tras lo que quieren, los hombres terminan como los tontos.

No te asustes. Las mujeres pueden soportar los mayores dolores. Ya lo descubrirás tú también. ¡Joder, joder!

Sin dinero. Sin lugar para quedarse. Debe ser mi peor pesadilla. Pero no me importa. Es gracioso pensar en las cosas que crees temer, hasta que te suceden y luego ya no es así.

No tenía sentido. Sabía que la música nos había unido y colocado en el mismo lugar para que llegáramos a conocernos.

La persona que eres esta noche es la misma de la que estaba enamorado ayer, la misma de la que estaré enamorado mañana.

Tengo que cumplir mi promesa. La promesa de dejarla ir. De realmente dejarla ir. Para que podamos seguir los dos.-Adam.

Probablemente no hay escasez de chicas que quieren jugar a la enfermera con él.

Me doy cuenta que no es solo a Willem a quien estoy buscando; también es a Lulu.

Ponte algo con lo que te sientas a gusto. Así seguro que no fallas.

Amar a alguien es un acto tan inherentemente peligroso. Y sin embargo, el amor es donde nuestra salvación vive.

Los dos estaban enamorados de la música, y luego se enamoraron el uno del otro".

Porque puedo tener sólo dieciocho años, pero ya parece bastante obvio que el mundo se divide en dos grupos: los que actúan y los que observan. La gente a la que le suceden las cosas y el resto de nosotros, que sólo medio perseveran con las cosas. Las Lulu y las Allyson.

A veces el viento te lleva a lugares que no estabas esperando; algunas veces te lleva lejos de esos lugares, también.

No hay palabras para lo que te ha ocurrido. No hay nada positivo. Pero tienes algo por lo que vivir.

Sin importar qué, debes saber.

Hasta que lo sientas, fíngelo.

Ojalá pudiera abrazarla y darle las gracias por adelantarse siempre a lo que necesito.

Quiero tocar cada parte de él. Es como si su cuerpo fuese un sol gigante, emitiendo su propia fuerza de gravedad.

Las buenas intenciones de la gente pueden acabar encerrándonos en espacios tan agobiantes como ataúdes.

Dormir sin soñar. He oído hablar sobre el sueño de los muertos. ¿Será así la muerte? ¿Como el sueñecito más agradable, cálido y profundo del mundo, un sueño sin fin? En ese caso, no me importaría. Si morir es así, de verdad que no me preocuparía en absoluto.

A veces, sólo se puede sentir algo por su ausencia. Por el espacio vacío que deja atrás.

Las manchas son aún peores cuando eres el único que puede verlas.

Pero si voy a sobrevivir, no puedo nunca, jamás volver a repasar este día.

Nos besamos otra vez. Ese beso siguiente es del tipo que rompe el cielo. Te roba el aliento y te lo devuelve. Eso me demuestra que cada otro beso que había tenido en mi vida, había sido un error.

Finalmente… Siempre.

Tranquila. Si quieres irte, no pasa nada. Todo el mundo quiere que te quedes. Y yo, más de lo que he deseado ninguna otra cosa en mi vida. Pero ése es mi deseo, y comprendo que quizá tú tengas tus motivos para querer otra cosa. Entenderé que decidas irte. No pasa nada si tienes que dejarnos y decides dejar de luchar. No te preocupes por nosotros.

Una verdad y su opuesto son los dos lados de una misma moneda.

Hay que enamorarse para amar, pero enamorarse no es lo mismo que amar.

Suenan como un centenar de bombas de tiempo esperando por explotar.

Hay una diferencia entre perder algo que sabías que tenías y perder algo que descubriste que tenías. Uno es una desilusión. El otro se siente como perder una pieza de ti mismo.

Pero la persona que eres esta noche es la misma de la que estaba enamorado ayer, la misma de la que estaré enamorado mañana.

Me ayudó a darme cuenta de que ser no es lo que importa, sino cómo ser.

Pero esa es la única puerta que necesita permanecer cerrada.

Necesitaba alguien a quien odiar, y como tú eras la persona a la que más quería, te tocó.

Una parte de mí sabe que un día más no va a hacer nada más que aplazar el corazón roto. Pero otra parte de mí piensa diferente. Hemos nacido en un día. Morimos en un día. Podemos cambiar en un día. Y podemos enamorarnos en un día. Todo puede pasar en un solo día.