Pecaminoso es el estado en el que nos hallamos, independientemente de la culpa.

¿Por qué nos lamentamos a causa del pecado original? No fue por su culpa que se nos ha expulsado del paraíso terrenal, sino por causa del árbol de la vida con el objeto de que no comiésemos sus frutos.

¿Quién sabe lo que le espera al lado? Esto está lleno de oportunidades. Sólo que, sin lugar a dudas, hay oportunidades que en cierta manera son demasiado buenas para ser aprovechadas. Hay cosas que no fracasan por nada más que por sí mismas.

¿Qué saben los jóvenes? ¡No lo han sufrido!

¿Sería posible que este mundo nos diera alegría si no estuviéramos refugiados en él?

¿Es que era ya una bestia a la que le emocionaba la música? Le parecía como si se le mostrase el camino hacia el desconocido y anhelado alimento.

¡Cuánto la hemos hecho sufrir por tu forma de ser y cuánto la hiciste tú sufrir por la nuestra!, sin considerar las ocasiones en que tenías razón, porque ella nos protegía, a pesar de que esa "protección" ha debido muchas veces ser una especie de respuesta subconsciente, manifiesta y silenciosa contra tu autoritarismo.

¿Podían interesarme las clases en estas situaciones? ¿Quién podía ser tan hábil como para despertar en mí el más mínimo interés?

–Pues son las circunstancias; el hecho de que a uno le guste o no una cosa no siempre es lo decisivo. Por.

¿Acaso era un animal, que la música tanto le impresionaba?

¿Por qué agotarse, pues, desde ya hasta el límite de las fuerzas? Ello tendría sentido si se pudiera esperar que la torre fuera construida en el lapso de una generación.

El hecho de que tu médico tenga un nombre para tu enfermedad no significa que él sepa de qué se trata.

Si el libro que leemos no nos despierta de un puñetazo en el cráneo, ¿para qué leerlo?… Un libro tiene que ser un hacha que rompa el mar de hielo que llevamos dentro.

Escribo de manera diferente a lo que hablo, hablo de manera diferente a lo que pienso, pienso de manera diferente a la forma en que debería pensar, y por lo tanto, todo procede a la oscuridad más profunda.

En un tiempo no podía comprender por qué no recibía respuesta a mi pregunta, hoy no puedo comprender como pude estar engañado hasta el extremo de preguntar. Pero no es que me engañase, preguntaba solamente.

Como un camino en otoño: tan pronto como se barre, vuelve a cubrirse de hojas secas.

Simplemente, no sobrestimes lo que he escrito; de otro modo se me volvería inalcanzable lo que aún espero escribir.

Vivimos en una era tan poseída por los demonios, que pronto solo podremos hacer el bien y la justicia en el más profundo secreto, como si fuera un crimen.

Hay dos posibilidades: hacerse infinitamente pequeño o serlo. La segunda es la solución, por lo tanto el éxtasis; la primera te impulsa a actuar.

La poesía es enfermedad. Mas no basta con reducir la fiebre para estar sano. Al contrario, el ardor purifica e ilumina.

Al creer apasionadamente en algo que todavía no existe, lo creamos. Lo inexistente es todo lo que no hemos deseado lo suficiente.

He obedecido una vez sin razón a la llamada de la campanilla nocturna; es irreparable para siempre.

No puedo hacerte entender. No puedo hacer que nadie entienda lo que está sucediendo dentro de mí. Ni siquiera puedo explicarlo a mí mismo.

Soy una jaula, en busca de un pájaro.

Quien busca no halla, pero quien no busca es hallado.

Dormí, desperté, dormí, desperté, miserable vida.

Ofreció a K una mano temblorosa y le indicó que se sentara junto a ella; hablaba con esfuerzo, apenas se la podía entender, pero lo que decía... Nota…. Hasta aquí llega el manuscrito… la obra quedó inconclusa …

Estoy encadenado. No toques mis cadenas.

En un momento dado puede uno ser incapaz de trabajar, pero después llega el momento preciso de acordarse de los servicios prestados y de pensar que después, una vez superado el obstáculo, uno trabajará, con toda seguridad, con más celo y concentración.

Hace poco me preguntaste por qué digo que te tengo miedo. Como de costumbre, no supe darte una respuesta.

Todo el lenguaje es una pobre traducción.

Los libros son un narcótico.

Por favor, considérame un sueño.

Yo soy la novela. Yo soy mis historias.

No pierdas el tiempo buscando un obstáculo, tal vez no haya ninguno.

El mal conoce el bien, pero el bien no conoce el mal.

Si te involucras conmigo, te lanzarás al abismo.

Llegué hasta alimentar el deseo infantil de no retornar a la obra nunca más, sino instalarme aquí en la proximidad de la entrada y pasar mi vida en la contemplación de ella, no perderla de vista y hallar mi felicidad en la comprobación de la firmeza con que la obra me habría protegido de estar yo en ella.

Normalmente resuelvo problemas dejándolos devorarme.

De no estar empeñado en la búsqueda, esto me daría sueño.

La fortuna es comprender que el suelo sobre el que te encuentras no puede ser más grande que los dos pies que lo cubren.

El dolor es el elemento positivo de este mundo, más bien el único vínculo entre este mundo y lo positivo en sí.

Las religiones se pierden como los hombres.

Tengo la verdadera sensación de mí mismo solo cuando soy insoportablemente infeliz.

La incitación a la lucha es uno de los medios de seducción más eficaces del mal.

Tiene mucho miedo de morir porque aún no ha vivido.

Si encuentras a alguien que te hace sonreír, que te mira a menudo para ver si estás bien. Que cuida de ti y quiere lo mejor para ti. Que te ama y respeta. No lo dejes ir. Gente así es difícil de encontrar.

Pienso que nunca antes me habías humillado tanto con tus expresiones, ni habías demostrado más fehacientemente tu desprecio.

Cualquier cosa que tenga un valor real y duradero, es siempre un regalo desde adentro.