No conocerás el miedo. El miedo mata la mente. El miedo es la pequeña muerte que conduce a la destrucción total. Afrontaré mi miedo. Permitiré que pase sobre mí y a través de mí. Y cuando haya pasado girare mi ojo interior para escrutar su camino. Allá donde haya pasado el miedo ya no habrá nada. Solo estare yo.

No tengo miedo. El miedo mata a la mente. El miedo es la pequeña muerte que conduce a la destrucción total. Afrontaré mi miedo. Permitiré que pase sobre mí y a través de mí. Y cuando haya pasado, giraré mi ojo interior para escrutar su camino.

Pero no nos lamentemos por la falta de justicia mientras tengamos brazos y seamos libres para usarlos.

Sin cambios, algo duerme dentro de nosotros y rara vez despierta. El dormidor debe despertar.

La maggior parte delle discipline nascondono effetti negativi, essendo concepite non per liberare, bensì per limitare. Non chiedete Perché? E siate cauti col Come? Perché? conduce inesorabilmente al paradosso. Come? v’intrappola in un universo di causa ed effetto. Entrambi negano l’infinito. Gli Apocrifi di Arrakis.

Si los deseos fueran peces todos arrojaríamos nuestras redes.

El principio de la sabiduría es el descubrimiento de algo que no entendemos.

El respeto por la verdad está cerca de ser la base de toda moralidad.

El misterio de la vida no es problema que hay que resolver, sino una realidad que hay que experimentar.

Escalad tan sólo un poco la montaña, para comprobar si es una montaña. Desde la cima de la montaña, no podréis ver la montaña. Letanía Bene Gesserit.

Hubo un tiempo en que los hombres dedicaban su pensamiento a las máquinas, con la esperanza de que ellas les harían libres. Pero esto solo permitió que otros hombres con máquinas les esclavizaran.

La Ley siempre escoge partido sobre la base de reforzar el poder. – Actas del Consejo de la Bene Gesserit.

Busca la libertad y te convertirás en cautivo de tus deseos. Busca la disciplina y hallarás la libertad.

Una de las mejores cosas de la revolución de la computadora personal podría ser la comprensión general y amplia de cuán gravemente limitada está la lógica.

Probablemente no haya en nuestra vida un instante más terrible que aquel en que uno descubre que su padre es un hombre... hecho de carne humana.

Con qué frecuencia es que la negación de la furia del hombre enojado ruge de lo que su ser interior se le dice.

El paraíso a mi derecha, el infierno a mi izquierda, y el ángel de la muerte tras de mí.