Es preferible fiarse del hombre equivocado a menudo, que de quien no duda nunca.

¿Qué valor tenía una promesa para una mente enferma?

¡Había tanto que leer, por una parte, y tanta salud que aspirar del aire nuevo y vivificador!

Soy una de las pocas personas decentes que me he encontrado en la vida.

El signo de una inteligencia de primer orden es la capacidad para tener dos ideas opuestas presentes en el espiritu al mismo tiempo, y no dejar de funcionar por ello.

O se aprende educación en la propia casa o el mundo la enseña con el látigo, y nos podemos hacer daño.

El amor a la vida es esencialmente tan incomunicable como el dolor.

Nunca confundas una sola derrota con una derrota final.

El dinero ha aniquilado más almas que el hierro cuerpos.

Evidentemente, la vida es sólo un continuo proceso de deterioro.

Los ricos tienen más dinero, y los pobres, más niños.

La vitalidad se revela no solamente en la capacidad de persistir sino en la de volver a empezar.

Cada vez que te sientas inclinado a criticar a alguien -me dijo- ten presente que no todo el mundo ha tenido tus ventajas.

Aprendamos a mostrar nuestra amistad a la gente durante su vida y no después de muertos.

Enséñame un héroe y te escribiré una tragedia.

Hay toda clase de amores en el mundo, pero nunca el mismo dos veces.

Y así vamos adelante, botes contra la corriente, incesantemente arrastrados hacia el pasado.

La juventud de todos es un sueño, una forma de locura química.

Puedes acariciar a la gente con palabras.

Tengo treinta años -dije-. He rebasado en cinco años la edad de mentirme a mí mismo y llamarle a eso honor.

Aunque continuó la época del Jazz, se convirtió cada vez menos en algo para la juventud. La secuela fue como si una fiesta infantil hubiese sido tomada por ancianos.

Y así, con la luz del sol y la explosión espléndida de las hojas que crecían en los árboles como crecen las cosas en las películas a cámara rápida, tuve la certeza bien conocida de que la vida vuelve a empezar con el verano.

Es inevitablemente triste mirar con nuevos ojos cosas a las que ya hemos aplicado nuestra propia capacidad de enfoque.

Las disputas familiares son cosas que amargan. No van de acuerdo con ninguna regla. No son como dolores o heridas, son más rajaduras en la piel que no se mejoran porque no hay suficiente material.

Mientras hablaba, el oficial la miraba de la forma en que toda chica sueña que alguna vez la miren".

La deshonestidad femenina es algo que no se puede criticar en serio.

Gatsby resultó ser un hombre de una pieza. Lo que lo devoró fue el turbio polvo flotando en la estela de sus sueños, lo mismo que encerró temporalmente mi interés en las abortivas tristezas y cortas alegrías del género humano.

Está bien", dije, "estoy agradecida de que sea una niña. Y espero que ella sea una tonta... eso es lo mejor que puede ser una niña en este mundo, una tontita hermosa...

Aunque no estaba propiamente enamorado, sentía una especie de tierna curiosidad.

Tu orgullo es lo único que posees, y si dejas que lo manipule un hombre que tiene que manipular una docena de orgullos antes de almorzar, estás aceptando un montón de decepciones que un profesional hecho y derecho ha aprendido a evitar.

Durante cierto tiempo, estos ensueños dotaron de una salida a su imaginación, fueron satisfactoria indicación de la irrealidad de la realidad, promesa de que la roca del mundo está fuertemente asentada en las alas de un hada.

Cada vez que creas que tienes que criticar a alguien", me dijo, "solo recuerda que no toda la gente de este mundo ha contado con las ventajas de que tú has gozado".

Los norteamericanos a pesar de ser propicios e incluso de querer ser siervos, siempre se negaron a ser vistos como campesinos.

Pero Jordan estaba a mi lado y, al contrario que Daisy, era demasiado prudente como para arrastrar, de época en época, sueños olvidados.

No hay fuego ni frío que pueda desafiar a lo que un hombre guarda entre los fantasmas de su corazón.

Por un momento el último rayo de sol cayó con una afectación romántica sobre su cara radiante; su voz me llevaba dejándome sin aliento conforme yo escuchaba...

Es más triste encontrar el pasado otra vez y encontrarlo inadecuado para el presente que lograr que el pasado se te escape y que por siempre quede como una idea armoniosa de la memoria.

Solo son cenizas flotando.

El sentido fundamental de la buena educación es inequitativamente repartido al nacer.

La vida es más interesante mirando desde una ventana. Estaba dentro y fuera simultáneamente, encantado y repelido por la exhaustiva variedad de la vida.

La amaba, y la amaría hasta el día en que fuese demasiado viejo para amar, pero no sería suya.

Cuando una niña consigue perturbar a un señor de mediana edad, todo se vuelve muy complicado.

A mí me gustan las fiestas con mucha gente. Son muy íntimas. En las fiestas con poca gente la intimidad es nula.

Piensa en cuánto me quieres - había susurrado-. No te voy a pedir que me quieras siempre como ahora, pero sí te pido que lo recuerdes. Pase lo que pase, siempre quedará en mí algo de lo que soy esta noche.

Pero hubo un cambio en Gatsby que era simplemente incomprensible. Literalmente resplandecía; sin necesidad de palabra o gesto alguno de emoción, un nuevo bienestar irradiaba de él y llenaba la pequeña habitación.

La amorfa capacidad de impresionarse adquiere categoría bajo el nombre de "temperamento creativo.

La verdad es que Jay Gatsby, de West Egg, Long Island, nació de su platónica concepción de sí mismo.

En el crepúsculo encantado de la metrópolis a veces sentía una fascinante soledad, y la sentía en otros: pobres y jóvenes oficinistas que rondaban los escaparates hasta que llegaba la hora de su solitaria cena en un restaurante; jóvenes oficinistas al anochecer, desperdiciando los momentos más intensos de la noche y de la vida.

Primero te tomas una copa, luego la copa toma una copa, luego la copa te toma a ti.