Se necesita mucho coraje para mostrar tus sueños a otra persona.

¿Qué pasa con ustedes los hombres? ¿Les dejaría de crecerle el pelo en el pecho si por algún lado preguntaran por las direcciones?

¿Sabes como se llaman los que usan toallas y nunca las lavan, comen comida y nunca lavan los platos, se sientan en habitaciones que nunca limpian y son entretenidos hasta que caen? Si simplemente haz contestado, 'Un invitado de la casa,' te equivocas por que he acabado de describir a mis hijos.

¿Que en su infinita sabiduría decretó que los uniformes de las Pequeñas Ligas serían de color blanco? Definitivamente, no una madre.

Se necesita mucho valor para mostrar tus sueños a otra persona.

No es hasta que te conviertes en madre que tu juicio poco a poco se convierte en compasión y comprensión.

Nunca ordenes comida en exceso de tu peso corporal.

Si un hombre mira tres juegos de fútbol seguidos, deberá declarase legalmente muerto.

Nunca le prestes tu coche a nadie a quien diste a luz.

No confunda fama con éxito. Madonna es uno; Helen Keller es el otro.

No he confiado en las encuestas desde que leí que el 62 % de las mujeres tenían relaciones durante su hora del almuerzo. Nunca he conocido a una mujer en mi vida que dejara de comer para tener sexo.

Los diseñadores de automóviles van a tener que idear un automóvil que dure más que los pagos.

No hay nada más triste en este mundo que despertarse la mañana de Navidad y no ser un niño.

Mis hijos siempre han visto el baño como un lugar donde esperar hasta que se descargan todos los víveres del coche.

Una vez que uno tenga una especia en casa, la tiene para siempre. Las mujeres nunca tiran las especias. Los egipcios estaban enterrados en sus especias. Yo sé cuál me llevaré conmigo cuando me vaya.

No tengas más hijos que ventanillas en un coche.

Todos nosotros tenemos momentos en nuestras vidas que ponen a prueba nuestra valentía. Invitar niños a una casa con alfombra blanca es uno de ellos.

Tengo un sombrero. Es elegante y femenino, y me brinda cierta dignidad, como si estuviera asistiendo a un funeral estatal u otro evento. Es posible que algún día tenga suficiente valor como para usarlo, en vez de llevarlo.

Los sueños tienen solamente un dueño a la vez. Por eso los soñadores son solitarios.

Los jóvenes de la edad de dos y tres años están dotados de una fuerza extraordinaria. Pueden levantar un perro de dos veces su propio peso y descargarlo en la bañera.

Nunca vayas a tu reunión de secundaria embarazada o se pensarán que eso es todo lo que has hecho desde que te graduaste.

Nunca hojeo un ejemplar de 'National Geographic' sin caer en la cuenta de lo afortunados que somos de vivir en una sociedad donde es tradicional usar ropa.

Vengo de una familia donde la salsa se considera una bebida.

Ser niño solo en casa en el verano es una ocupación de alto riesgo. Si llamas a tu madre en el trabajo trece veces por hora, ella puede lastimarte.

La única razón por la que me decidiría por el jogging es porque me gustaría oir jadear de nuevo.

La culpa: el regalo que sigue dando.

He ejercitado con mujeres tan delgadas que los buitres las seguían a sus coches.

Hay una delgada línea que separa la risa del dolor, comedia de la tragedia, humor de la herida.

Gracias a mi madre, ni una sola caja de cartón ha encontrado su camino de vuelta a la sociedad. Recibimos regalos en cajas de tiendas que salieron fuera del negocio hace veinte años.

Es obvio que nunca debes tener más niños que ventanas en tu auito.

El matrimonio no tiene ninguna garantía. Si eso es lo que buscas, ve a vivir con una batería de auto.

Durante años mi anillo de bodas ha hecho su trabajo. Me ha llevado a no caer en la tentación. Ha recordado a mi esposo muchas veces en las fiestas que es el momento de volver a casa. Ha sido una fuente de alivio para un compañero de cena. Ha sido un símbolo de estatus en la sala de maternidad.

Cuando una madre pregunta, '¿Quieres un consejo?' se trata de una mera formalidad. No importa si la respuesta es sí o no. Lo vas a recibir de todos modos.

Cuando esté frente a Dios en el momento final de mi vida, espero que no me sobre ni un poco de talento, y poder decirle, "Utilicé todo lo que tú me diste".

Cuando el humor desaparece, desaparece la civilización.

Como la religión, la política y la planificación familiar, el cereal no es un tema para ser discutido en público. Es demasiado polémico.

Anillos de cebolla en los cojines del coche, no mejoran con el tiempo.