Recuerda: el momento en que te sientes solo es el tiempo que más necesitas para estar solo. Es la ironía más cruel de la vida.

Y por un momento he sentido que a lo mejor una idea es más importante que el mero hecho de estar vivo, porque una idea vive mucho tiempo después de que uno haya desaparecido.

Las grandes compañías son como bandas marciales. Incluso si la mitad de la banda está tocando notas al azar, todavía suena más o menos como música. El encubrimiento del fracaso está incorporado en ellos.

Incluso cuando tomas un día de fiesta de la tecnología, la tecnología no descansa de ti.

Todos, después de cierta edad, sin importar cómo luzcan por fuera, sueñan prácticamente de manera constante con poder escapar de sus vidas.

Los ordenadores te enseñan algo importante, y es que no tiene sentido recordarlo todo. Lo importante es ser capaz de encontrar cosas.

Hoy todo el mundo parece idéntico porque nadie tiene tiempo para diferenciarse, ni siquiera tiene tiempo para comprar.

Es muy extraño que a la mayoría de las personas no les importe si su conocimiento de su historia familiar sólo se remonte tres generaciones.

Sería deseable que todo el que quisiera presentar su candidatura para un cargo pudiera explicar por qué quiere ser candidato. El deseo de ser candidato parece, por sí mismo, razón suficiente para la exclusión.

A veces el fracaso no es una oportunidad disfrazada, eres sólo tú.

Los sueños en donde vuelas significan que estás haciendo lo correcto con tu vida.

No se suponía que viviríamos hasta los 40. Estábamos construidos para destruirnos a nosotros mismos a los 30, ya sea de cáncer o enfermedad mental. Todos estamos yendo más allá de nuestra fecha de vencimiento.

Antes de las máquinas, la única forma de entretenimiento que la gente realmente tenía era las relaciones.

Me he dado cuenta de que la mayoría de la gente está demasiado preocupada con su propia vida para dedicar a los demás el menor pensamiento.

El fracaso es auténtico y porque es auténtico, es real y genuino, y por eso, es un estado puro de ser.

Las personas son bastante indulgentes cuando se trata de las familias de otras personas. La única familia que siempre te horroriza es la tuya.

Sólo el individuo que vive en soledad es una criatura sujeta a leyes profundas y si sale al empezar la mañana, o mira hacia la tarde que está vibrante de vida y comprende lo que le rodea, entonces todo se desprende de él, como si de un cadáver se tratara, aunque siga en la plenitud de la vida.

Las máquinas sólo pueden ser producto de nuestro ser, si examinamos las máquinas que construimos y la cosas que metemos en ellas, tenemos un dato único y fiable de cómo estamos evolucionando.

La cosa tiene gracia porque se supone que la diversidad es lo más moderno que hay, pero si uno toma una muestra de ciudadanos, nunca lo diría.

Olvida el sexo o la política o la religión, la soledad es el tema que vacía una sala.

La navidad hace que todo sea el doble de triste.

Si los seres humanos tuvieran valor genuino, llevarían sus disfraces todos los días del año, no sólo en Halloween.

Si un edificio se ve mejor en construcción que se ve cuando esté terminado, entonces es un fracaso.

He tenido quizá 20 trabajos, grandes y pequeños, y nunca he odiado ninguno de ellos. De igual manera, al momento de alcanzar la curva de aprendizaje, renunciaba.

Los hombres no leerán ningún correo electrónico de una mujer que sea de más de 200 palabras.

En otro tiempo, intenté convencerme de que no hay vida después de la muerte, pero me he descubierto incapaz de hacerlo.

Me he preguntado sobre cómo descubrimos la belleza que reside en el interior de la gente, y las extrañas maneras que el mundo tiene para hacer que esta belleza salga al exterior.

A veces la mejor iluminación de todas es una falla de energía.