En política, la percepción lo era todo.

Los que luchan contra monstruos deben cuidarse de no acabar convertidos en uno de ellos.

La mente humana tiene un primitivo mecanismo de defensa que niega cualquier realidad que provoque un estrés excesivo al cerebro. Se llama negación.

Todo el mundo respeta a aquellos que se rigen por un código.

La riqueza es algo común y corriente, la sabiduría en cambio rara.

Hoy en día las noticias falsas tienen tanto peso como las verdaderas.

La hora más oscura es la que precede al alba.

Buscamos el bienestar de nuestros cuerpos físicos con la esperanza de que se extienda también a nuestras almas.

Aquellos que no recuerdan el pasado están condenados a repetirlo.

El miedo incapacita con mayor rapidez que ningún instrumento de guerra.

Por fortuna parati, nosotros los británicos no juzgamos el grado de civilización de un hombre por la amabilidad con que trata a sus amigos, sino por la compasión que demuestra para con sus enemigos.

Churchill: El precio de la grandeza…es la responsabilidad.

Nada es más creativo... ni más destructivo ... que una mente brillante con un propósito.

A veces, nuestras mentes ven cosas que nuestros corazones desean.

Dios no es una autoridad omnipotente que observa desde arriba, amenazando con arrojarnos en un pozo de fuego si desobedecemos. ¡Dios es la energía que fluye por la sinapsis de nuestro sistema nervioso y las cavidades de nuestros corazones! ¡Dios está en todas las cosas!

La calma interior es decisiva para una actuación convincente.

La tecnología está cambiando la manera en que interactuamos como seres humanos.

Como siempre dice el señor Kirsch, uno de los objetivos del arte consiste en fomentar el diálogo.

Ojalá nuestra tecnología nunca deje atrás a nuestra filosofía. Ojalá nuestro poder nunca supere a nuestra compasión. Y que el motor del cambio no sea el miedo, sino el amor.

Tengo que dejar de ser tan esnob, se recordó a sí mismo. Al final los ebooks sí tienen sus cosas buenas.

Las decisiones del pasado determinan nuestro presente.

Yo no he escrito un libro sobre verdades y mentiras. Simplemente, un libro que ha despertado la curiosidad de la gente en el pasado.

Mientras recorría a toda velocidad la recta del viale del Poggio Imperiale, se dio cuenta de la diferencia.

Tienes enemigos? Bien. ¡Eso significa que has defendido algo!

Al diablo con este auditorio vacío, declara. Mi hotel está aquí al lado. ¡Vayamos al bar!

Esa es la definición de la fe - la aceptación de lo que imaginamos que es verdad, aquello que no podemos probar.

Los más arrogantes en vida son los más temerosos cuando se aproxima la muerte.

¿Tienes enemigos? Bien. ¡Eso significa que has defendido algo!

Su contacto tenía una fuerza tierna y los dedos de ambos se entrelazaron con tanta naturalidad que tuvo la sensación que llevaban haciéndolo toda la vida.

Es al oír la voz del diablo cuando mejor podemos apreciar la de Dios.

El aire de los museos era el mismo en todas partes: una atmósfera meticulosamente filtrada para eliminar todas las partículas y oxidantes y luego humectada con agua ionizada hasta alcanzar el 45% de humedad.

Para el cerebro humano, cualquier respuesta es mejor que ninguna. Sentimos un tremendo desasosiego cuando nos encontramos ante datos insuficientes, de modo que el cerebro los inventa para ofrecernos al menos una ilusión de orden mediante una miríada de filosofías, mitologías y religiones que nos aseguran que existen orden y estructura en el mundo.

Los que matan con la espada, por la espada perecerán.

El hombre llega mucho más lejos para evitar lo que teme que para alcanzar lo que desea.

Un renacer. Siempre ha sido así. A la muerte le sigue el nacimiento.

La religión es como un idioma o un vestido. Gravitamos alrededor de las prácticas en las que hemos sido educados. Al final, sin embargo, todos proclamamos lo mismo; que la vida tiene sentido, que nos sentimos agradecidos por el poder que nos ha creado.

Elevándose como una montaña de formas irregulares en la esquina de la calle Provença y el paseo de Gràcia, la obra maestra que Gaudí construyó entre 1906 y 1910 y se conoce como Casa Milà es mitad edificio de apartamentos, mitad obra de arte atemporal.

A lo largo de la historia, las personas más peligrosas siempre habían sido los hombres de Dios…sobre todo cuando sus dioses se veían amenazados.

El enemigo más peligroso es el que nadie teme.

Nietzsche: Los que luchan contra monstruos deben cuidarse de no acabar convertidos en uno de ellos.

Perdónales", podríais decir, "pues no saben lo que hacen". Pero llega un momento en la historia en el que la ignorancia ya no es un defecto disculpable...; llega un momento en el que sólo la sabiduría tiene el poder de la absolución.

Sólo hay dos escuelas de pensamiento sobre nuestro origen: la idea religiosa de que Dios nos creó completamente formados y el modelo darwiniano, según el cual surgimos del caldo primigenio y evolucionamos hasta convertirnos en seres humanos.

Una de esas situaciones en las que nos cruzamos con alguien que nos atrae mucho. El tiempo parase pararse.. El hombre llega mucho más lejos para evitar lo que teme que para alcanzar lo que desea.