A veces, cuando la miro, me parece surrealista que sea mía. Que realmente me ame.

Los chicos siempre me han parecido más atractivos cuando ponen menos esfuerzo en tratar de serlo.

Eso es lo que me asusta. Temo que si escucho a mi corazón una vez, nunca voy a encontrar la manera de ignorarlo.

Es tan indiferente; actúa como si no me acabara de aturdir al silencio.

No debería importar lo que los demás piensan de tus palabras. Cuando estás en esta etapa, compartiendo un pedazo de tu alma, no se puede asignar puntos a eso.

¿Me mira y tengo escalofríos? ¿Quién demonios soy?

Esta noche, la atención de todo el mundo está en mi arte, pero la mía se centra en ella. Es la pieza más interesante de toda esta habitación.

Cómo podría la fecha de un cumpleaños hacerme enamorar incluso más de ella? No tengo ni idea, pero de algún modo lo hace.

Vivir. Puedes utilizar ese verbo para expresar lo que sientes, porque tú me has devuelto la vida.

La beso de cada forma en puedo besarla, porque planeo amarla en cada forma que pueda. Cada vez que nos negamos a ceder a nuestros sentimientos en el pasado hace que este beso valga completamente el sacrificio. Este beso vale todas las lágrimas, toda la angustia, todo el dolor, toda la lucha, toda la espera.

Mis palabras la hacen sonreír otra vez. Ella no lo sabe, pero cada palabra que hablo es dicha por esa sola razón. Para hacerla sonreír.

No puedo decirle adiós cuando realmente no quiero que se vaya.

Mi cuerpo es un maldito traidor.

Besos como el suyo deberían venir con una etiqueta de advertencia. No pueden ser buenos para el corazón.

Inclino mi rostro en su cuello e inhalo su olor. Si su aroma fuera un color, sería el rosa. Dulce e inocente, con un toque de rosas.

Lily no existe tal cosa como las malas personas. Todos somos personas que a veces hacen cosas malas.

Te amo. Lo suficiente como para camuflarte en mi piel. Nunca pares. Nunca olvides.

Te amo. Lo suficiente como para camuflarte en mi piel.

No sé cómo me puedo sentir tan ligera y tan pesada a la vez, pero su beso me hace sentir anclada a una nube.

No lo había visto en casi seis meses. A veces es fácil olvidar lo mucho que extrañas a alguien hasta que vuelves a ver a esa persona. Ese no es el caso con Corbin. Siempre lo extraño. Por más que su actitud protectora pueda cansarme a veces, también es testamento de cuán cercano somos.

Es culpa de la naturaleza, porque la atracción es una bestia fea, y estaré condenado si no la venzo.

El amor no debe sentirse como peso añadido. Se debe hacerte sentir tan ligero como el aire.

Es en este momento que por fin entiendo por qué mi madre aceptó su destino a la edad de dieciocho años.

Necesitamos un par de días malos con el fin de mantener los buenos en perspectiva.

Un beso es mucho más fácil que lo que hacemos. Cuando besas, puedes cerrar los ojos. Puedes alejar los pensamientos con besos. Puedes alejar el dolor con besos, la duda, la pena. Cuando cierras los ojos y besas, te proteges de la vulnerabilidad.

Quiero ser tu final, pero tienes que dejarlo empezar.

A veces es fácil olvidar lo mucho que extrañas a alguien hasta que vuelves a ver a esa persona.

Estoy convencido de que las personas se cruzan con otras en la vida, cuyas almas son completamente combatibles con las suyas. Algunos se refieren a ello como amor verdadero. Otros creen que sus almas son combatibles con mas de una persona, y estoy empezando a entender cuan cierto eso podría ser.

Los ciclos existen porque son dolorosos de romper. Se necesita una cantidad astronómica de dolor y valentía para interrumpir un patrón. A veces parece más fácil solo seguir corriendo en los mismos círculos, en lugar de enfrentar el miedo de saltar y posiblemente no aterrizar de pie. [Pero eso no tiene porque ser así]

Es increíble cómo no te das cuenta de lo sola y asustada que estabas hasta que tienes a alguien a tu lado para apoyarte.

Estoy impresionado, e intento no mirarla con tanta fascinación. Me enderezo, pero no puedo quitar el repentino impulso de hibernar dentro de su cabeza. Fermentar en sus pensamientos.

Yo podría pasar todos los días conociéndote de nuevo, y no creo que me cansaría de eso.

No importa cuál fue nuestro primer beso real -dice-. Este es el que quiero recordar.

La gente no puede llorar por siempre, eventualmente todos nos quedamos dormidos.

Tratamos tan fuertemente de ocultar todo lo que realmente sentimos de aquellos quienes probablemente más necesitan saber nuestros verdaderos sentimientos.

Sólo porque él decida no enseñarte sus cicatrices no significa que no existan.

Sé que es difícil para ti poder permitirte sentir esto. Has pasado todo el tiempo entrenándote para bloquear los sentimientos y emociones en cualquier momento que alguien te toca...

No puedes enfadarte con un final real. Algunos de ellos son feos, son los falsos felices para siempre los que deberían enojarte.

Lo que pasa con el baile, es que no importa lo bien que se siente cuando lo haces, siempre es muy incómodo cuando se acaba.

Todos los humanos se equivocan. Lo que determina el carácter de una persona no son los errores que cometemos. Sino como los tomamos y convertimos en lecciones en vez de excusas.

Quiero un recuerdo más reciente de ellos en mi mente, pero los recuerdos se desvanecen mucho más rápido que las fotografías.

Puede que no recuerde nada, pero apostaría a que su sonrisa era mi parte favorita de ella.

Cuando la vida te da limones, asegúrate de saber en los ojos de quién exprimirlos.

Las letras son difíciles de escribir cuando tienes que inventar el sentimiento detrás de ellas. Ahí es cuando las letras requieren que lo pienses mucho, cuando no son genuinas.

Sé que crees que te ama, y estoy segura de que lo hace. Pero no te ama de la manera correcta. No te ama de la manera en que mereces ser amada.

Y entonces, es cuando sucede... todo mi mundo se derrumba a mi alrededor.

En el instante en que mis labios toquen los tuyos, será tu primer beso. Porque si nunca has sentido nada cuando te han besado, es que nadie te ha besado de verdad. No de la manera en la que yo pienso besarte.

Las palabras a veces pueden tener un efecto mucho mayor en un corazón que un beso.

Estoy bastante segura de que sus besos son la mejor forma de hacer dieta, porque cada vez que sus labios tocan los míos, me olvido de todo sobre el hecho de que me muero de hambre.