Sería una necedad pretender que el pueblo no puede cometer errores políticos. Puede cometerlos, y graves. El pueblo lo sabe y paga las consecuencias; pero comparados con los errores que han sido cometidos por cualquier género de autocracia, estos otros carecen de importancia.

Todo crecimiento depende de la actividad. No hay desarrollo físico ni intelectual sin esfuerzo y el esfuerzo significa trabajo.

Nunca he sido perjudicado por lo que no he dicho.

El conocimiento viene, pero la sabiduría perdura. Puede que no sea difícil almacenar en la mente una gran cantidad de datos dentro de un tiempo relativamente corto, pero la habilidad de formar juicios requiere la severa disciplina del trabajo duro y el calor moderado de la experiencia y la madurez.

Aquellos que confían en el azar deben acatar los resultados del azar.

Necesitamos más de la mesa de trabajo y menos de la ventana de espectáculo en la política. Dejen que los hombres en la oficina sustituyan el aceite de la medianoche por el centro de atención.

Cuando más y más personas se quedan sin trabajo, es cuando llega el desempleo.

El asunto de América es el negocio.

No necesitamos más energía intelectual, necesitamos más energía espiritual. No necesitamos más de las cosas que se ven, necesitamos más de las cosas que no se ven.

Después de todo, el principal negocio de la gente americana es el negocio. Están profundamente preocupados con la producción, compra, venta, inversión y prosperidad en el mundo.

El poco progreso se puede hacer simplemente tratando de reprimir lo que es malo. Nuestra gran esperanza reside en desarrollar lo que es bueno.

La educación consiste en enseñar a los hombres no lo que deben pensar sino a pensar.

Nada proporciona dignidad tan respetable ni independencia tan importante como el no gastar más de lo que ganamos.

Es solo cuando la gente empieza a adorar que empieza a crecer.

La Navidad no es una fecha ni una temporada, sino un estado de ánimo. Desear paz y buena voluntad y abundar en misericordia es reflejar el verdadero espíritu navideño.

Ningún país tuvo un ejército lo suficientemente grande para garantizarlo contra un ataque en tiempo de paz, o asegurarle la victoria en tiempo de guerra.

La Navidad no es un momento ni una estación, sino un estado de la mente.

Quizá uno de los logros más importantes de mi gobierno ha sido en sólo ocuparme de mis asuntos. Quizá uno de los logros más importantes de mi gobierno ha sido en no meterme en donde no me llaman.

No esperes levantar a los débiles jalando los fuertes hacia abajo.

Nada en este mundo puede reemplazar la persistencia. El talento no puede hacerlo: nada es más común que hombres fracasados con talento. El genio no puede hacerlo: un genio sin recompensa es casi un proverbio. La educación no puede hacerlo: el mundo está lleno de indigentes educados. Solo la persistencia y la determinación son omnipotentes.