Nunca eres viejo para establecer otro objetivo o para soñar un nuevo sueño.

Las pruebas en el camino hacia la armonía del mundo no son mayores que el valor de aquellos que aceptan el desafío.

Los mejores niños van a ser los mejores. Pero lo mejor de ello es que vas a aprender jugando esos deportes sobre ganar y perder y trabajo en equipo y compañeros de equipo y argumentos y todo lo demás que te va a afectar positivamente para el resto de su vida.

La vida trata de la elección del momento oportuno.

El valor no es simplemente una de las virtudes, es el punto de partida de todas las virtudes.

Hay cosas mucho, mucho mejores por delante que cualquiera que dejemos atrás.

Creo en el cristianismo porque creo que el sol ha salido: no solo porque lo veo, sino porque veo todo lo demás.

Un hombre orgulloso siempre está menospreciando las cosas y las personas; y, por supuesto, mientras mires hacia abajo, no puedes ver algo que está por encima de ti.

Nos reímos del honor y luego nos sorprendemos de encontrar traidores entre nosotros.

Ningun hombre conoce lo malo que es hasta que no ha tratado de esforzarse por ser bueno.

Ningún hombre conoce lo malo que es hasta que no ha tratado de esforzarse por ser bueno. Sólo podrás conocer la fuerza de un viento tratando de caminar contra él, no dejándote llevar.

Hemos preparado a los hombres para pensar en el futuro como una tierra prometida que alcanzan los héroes, no como lo que cualquiera alcanza a un ritmo de sesenta minutos por hora, haga lo que haga.

La mente humana es incapaz de inventar nuevos valores, ni siquiera un nuevo color primario.

Ya habíamos pensado, dicho, sentido y imaginado suficiente. Era el momento de que se hiciera algo.

Si no estudias teología, esto no querrá decir que no tengas ideas acerca de Dios, sino que tendrás muchas equivocadas.

La experiencia es un maestro feroz, pero está claro que te hace aprender.

Todo lo que no es eterno está eternamente pasado de moda.

Ver a través de todo es lo mismo que no ver.

Cualquier necio puede escribir en lenguaje erudito. La verdadera prueba es el lenguaje corriente.

No consideraremos milagrosa ninguna experiencia que podamos tener, sea la que sea, si de antemano mantenemos una filosofía que excluye lo sobrenatural.

Si buscas la verdad, podrás encontrar confort al final; si buscas confort, no encontrarás ni verdad ni confort.

Algunos políticos sostienen que la única manera de hacer seguro a un revolucionario es darle un escaño en el parlamento.

¿Y por qué hemos de dejar que el enemigo elija nuestra posición en vez de elegirla nosotros mismos?

No creo que Dios quiera exactamente que seamos felices, quiere que seamos capaces de amar y de ser amados, quiere que maduremos, y yo sugiero que precisamente porque Dios nos ama nos concedió el don de sufrir; o por decirlo de otro modo: el dolor es el me.

El futuro es algo que cada cual alcanza a un ritmo de sesenta minutos por hora, haga lo que haga y sea quien sea.

La tarea del educador moderno no es cortar selvas, sino regar desiertos.

Nunca se es demasiado viejo para ponerse una nueva meta.

Solo podras conocer la fuerza de un viento tratando de caminar contra él, no dejandote llevar.

Al afecto se debe el noventa por ciento de toda felicidad sólida y duradera.

Si nada es evidente de por sí, nada es comprobable, y si nada es obligatorio por sí mismo, nada es obligatorio en absoluto.

La mejor defensa contra la mala literatura es una experiencia plena de la buena; así como para protegerse de los bribones es mucho más eficaz intimar realmente con personas honestas que desconfiar por principio de todo el mundo.

La amistad no tiene valor de supervivencia, sino más bien es una de las cosas que da valor a la supervivencia.

Dios susurra y habla a la conciencia a través del placer pero le grita mediante el dolor: el dolor es su megáfono para despertar a un mundo adormecido.

Si los rebeldes pudieran triunfar descubrirían que se habían destruido a sí mismos.

La mejor forma de expulsar al Diablo, si no se rinde ante el texto de las Escrituras, es mofarse y no hacerle caso porque no puede soportar el desprecio. Lutero.

La razón es el orden natural de la verdad; pero la imaginación es el órgano del sentido.

Pero Dios, creo yo, no vive en ninguna serie de tiempo en absoluto. Su vida no se genera momento a momento como la nuestra. Para Él, por así decirlo, es todavía 1929 y ya 1960. Puesto que Su vida es Él mismo.

Una de las razones por las que no se necesita una educación especial para ser cristiano es que el cristianismo es una educación en sí mismo. Esa.

El futuro es algo que todo el mundo alcanza a un ritmo de 60 minutos por hora, no importa qué hace, o quién es.

Las dificultades preparan a personas comunes para destinos extraordinarios.

Un mundo de buenas personas, satisfechas con su propia bondad, sin mirar más allá, dándole la espalda a Dios, estaría tan desesperadamente necesitado de salvación como un mundo miserable… e incluso podría ser aún más difícil de salvar. El.

Algo que ambos pueden darle o negarle libremente. ¿Se volverán, o no se volverán, hacia Él y cumplirán así con el único fin para el que fueron creados? Su libre albedrío está temblando dentro de ellos como la aguja de una brújula. Pero esta es una aguja que puede elegir. Puede apuntar a su verdadero Norte, pero no necesita hacerlo.

El amor, en el sentido cristiano, no significa una emoción. Es un estado, no de los sentimientos, sino de la voluntad; el estado de la voluntad que naturalmente tenemos acerca de nosotros mismos, y que debemos aprender a tener acerca de los demás.

Supongamos que la felicidad infinita está realmente ahí, esperándonos. Supongamos que sí pudiéramos alcanzar el final del arco iris. En ese caso sería una lástima descubrir demasiado tarde (un momento después de la muerte) que gracias a nuestro supuesto «sentido común» hemos reprimido en nosotros la facultad de disfrutarla.

Cristo dice: «Dádmelo todo. Yo no quiero tanto de vuestro tiempo o tanto de vuestro dinero o tanto de vuestro trabajo: os quiero a vosotros. Yo no he venido a atormentar vuestro ser natural, sino a matarlo. Ninguna medida a medias me sirve.

Los instrumentos a través de los cuales veis a Dios son vuestro, ser entero. Y si el ser de un hombre no se mantiene limpio y brillante, su visión de Dios será borrosa, igual que la luna vista a través de un telescopio sucio. De ahí que las naciones horribles tengan religiones horribles: han estado mirando a Dios a-través de una lente sucia.

Si pedimos algo que vaya más allá de la simplicidad, es una necedad quejarse de que ese algo más no sea sencillo. Muy.

Cuanto más nos liberemos de lo que llamamos «nosotros mismos» y le dejemos a El encargarse de nosotros, más nos convertiremos verdaderamente en nosotros mismos. Hay tanto de Él que millones y millones de «otros Cristos», todos diferentes, serán aún demasiado pocos para expresarlo totalmente.

Cuando se le enseña a un niño a escribir, se le sostiene la mano mientras él forma las letras; es decir, él forma las letras porque vosotros las estáis formando. Nosotros amamos y razonamos porque Dios ama y razona y nos sostiene la mano mientras lo hacemos.