Un amigo de todos es un amigo de nadie.

¿Qué es la belleza? Esta pregunta sólo pueden hacerla los ciegos.

El que ha superado sus miedos será verdaderamente libre.

No harás nunca nada en este mundo sin coraje.

La calidad no es un acto, sino un hábito.

Solo hay una forma de evitar las críticas: no hagas nada, no digas nada y no seas nada.

Nunca harás nada en este mundo sin coraje. Es la mejor cualidad en la mente junto al honor.

El valor intrínseco de la vida depende de la conciencia y del poder de contemplación, no de la mera supervivencia.

Las raíces de la educación son amargas, pero la fruta es dulce.

El odio es el camino para aprender.

El hombre es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras.

Es fácil realizar una buena acción, pero no es fácil adquirir el hábito de realizar tales acciones.

Conocerse a sí mismo es el principio de toda sabiduría.

La mayoría de la gente prefiere dar que recibir afecto.

La distancia no rompe la amistad, sólo la actividad de la misma.

No es suficiente ganar la guerra; más importante es organizar la paz.

La educación difiere de los no educados tanto como los vivos difieren de los muertos.

Todo arte consiste en dar el ser a algo.

Ningún alma excelente está exenta de un toque de locura.

El amor se compone de una sola alma que habita dos cuerpos.

Considero más valiente al que conquista sus deseos, que al que conquista a sus enemigos, ya que la victoria más dura es la victoria sobre uno mismo.

La felicidad depende de nosotros mismos.

Las virtudes más grandes son aquellas que más utilidad reportan a las otras personas.

El valor final de la vida depende de la conciencia y el poder de la contemplación más que de la mera supervivencia.

¿Qué es una amiga? Es un único alma que vive en dos cuerpos.

Si quieres persuadir a alguien, utiliza sus mismos argumentos.

El ingenio es insolencia bien educada.

Bastarse a sí mismo es también una forma de felicidad.

El carácter es aquello que revela la finalidad moral, pone de manifiesto la clase de cosas que un hombre prefiere o evita.

Aquellos que educan bien a los niños merecen recibir más honores que sus propios padres, porque aquellos sólo les dieron vida, éstos el arte de vivir bien.

Hay la misma diferencia entre un sabio y un ignoran te que entre un hombre vive y un cadáver.

Ninguna gran mente ha existido nunca sin un toque de locura.

Somos lo que hacemos repetidamente.

El valor es la primera de las cualidades humanas, porque es la cualidad que garantiza a todas las demás.

La naturaleza del deseo no es autosatisfacerse, y la mayoría de los hombres vive solo para la autosatisfacción.

La libertad es obediencia a las reglas autoformuladas.

El ocio del Espíritu es una forma de libertad.

El miedo es un sufrimiento que produce la espera de un mal.

Somos lo que hacemos de forma repetida. La excelencia, entonces, no es un acto, sino un hábito.

Es marca de una mente educada el poder entender un pensamiento sin aceptarlo.

El placer en el trabajo añade perfección al resultado.

Un buen carácter favorece que el más alto grado de una cosa sea creída.

Un buen estilo debe tener un aire de novedad y al mismo tiempo ocultar su arte.

La amistad es esencialmente una asociación.

Adquirir desde jóvenes tales o cuales hábitos no tiene poca importancia; tiene una importancia absoluta.

El hombre solitario es una bestia o un dios.

Lo que tiene alma se distingue de lo que no la tiene por el hecho de vivir.

La virtud de la justicia consiste en moderación, según como la regula la sabiduría.

Nuestro caracter es el resultado de nuestra conducta.