La muerte está en el adiós.