¿Un intelectual? Sí. Y nunca lo niegues. Un intelectual es alguien cuya mente se mira a sí misma. Me gusta esto, porque estoy feliz de ser ambas mitades, el observador y el observado. “¿Pueden juntarse?” Esta es una pregunta práctica. Debemos llegar a eso. “Desprecio la inteligencia” realmente significa: “No puedo soportar mis dudas”.

Amar a una persona significa quiere envejecer con ella.

¿Qué es un rebelde? Un hombre que dice no.

Nadie se da cuenta de que hay alguna gente que gasta excesiva energía simplemente para parecer normal.

¡Quién necesita piedad, sino aquellos que no tienen compasión de nadie!

La voluntad sin freno de apresar sobre estos labios vivos todo el sentido de este mundo inhumano y dormido, como un silencio encerrado en su boca.

¿Debería suicidarme o tomar una taza de café?

¿Cómo puede la sinceridad ser una condición de la amistad? Un gusto por la verdad a cualquier costo es la pasión que no perdona nada.

La paz es la única batalla que vale la pena librar.

Tú nunca serás feliz si continúas buscando en qué consiste la felicidad. Nunca se vas a vivir si estás buscando el sentido de la vida.

Aquellos a los que les falta coraje encontrarán una filosofía para justificarlo.

El hombre es la única criatura que se niega a ser quien es.

El otoño es una segunda primavera cuando cada hoja es una flor.

Hay una cosa que se desea siempre y se obtiene a veces: la ternura humana.

Si el mundo fuera obvio, el arte no existiría. El arte nos ayuda a penetrar en la opacidad del mundo.

En la profundidad del invierno, aprendí que en mi interior hay un verano invencible.

La única manera de lidiar con un mundo sin libertad es llegar a ser tan absolutamente libre que tu misma existencia es un acto de rebelión.

Cultura: el grito de los hombres frente a su destino.

¿Quién podría afirmar que una eternidad de dicha puede compensar un instante de dolor humano?

La libertad no es más que la oportunidad de ser mejor.

¿Pero qué es el amor? Poca cosa.

La tragedia no es que estemos solos, sino que no podemos estarlo. A veces daría cualquier cosa en el mundo por no estar conectado por nada a este universo de hombres.

Un hombre sin ética es una bestia salvaje soltada a este mundo.

Todo lo que sostengo es que en esta tierra hay pestes y hay víctimas, y depende de nosotros, en la medida de lo posible, no unir fuerzas con las pestilencias. Eso puede sonar simple hasta el punto de infantilismo; No puedo juzgar si es simple, pero sé que es verdad.

El otoño es una segunda primavera, donde cada hoja es una flor.

Crear, es vivir dos veces.

No puedes adquirir experiencia haciendo experimentos. No puedes crear la experiencia. Debes experimentarla.

La mente moderna está en completo desorden. El conocimiento se ha estirado hasta el punto donde ni el mundo ni nuestra inteligencia pueden encontrar en donde anclarse. . Es un hecho que estamos sufriendo de nihilismo.

El narrador, en cambio, se siente tentado de creer que al dar demasiada importancia a las bellas acciones, se tributa un homenaje indirecto y poderoso al mal. Pues se da a entender que las bellas acciones sólo tienen tanto valor porque son escasas y que la maldad y la indiferencia son motores mucho más frecuentes en los actos humanos.

Pensé que, al cabo, era un domingo de menos, que mamá estaba ahora enterrada, que iba a volver a mi trabajo y que, después de todo, nada había cambiado.

Siempre he creído que si bien el hombre esperanzado en la condición humana es un loco, el que desespera de los acontecimientos es un cobarde.

Un hombre siempre se juzga a sí mismo por el equilibrio que puede alcanzar entre las necesidades de su cuerpo y las exigencias de su mente.

Después de otro momento de silencio, musitó que yo era raro, que sin duda ella me quería por eso, pero tal vez un día yo le repugnaría por las mismas razones.

Todos los seres humanos habían, más o menos, deseado la muerte de los que amaban.

Sabedor de que no hay causas victoriosas, me gustan las causas perdidas: éstas exigen un alma entera, tanto en su derrota como en sus victorias pasajeras.

Cuando se ha meditado largamente sobre el hombre, por oficio o por vocación, se llega a sentir cierta nostalgia por los primates. Ellos no tienen segundas intenciones.

Lo más importante que haces cada día que vives, es decidir no matarte.

Cada vez que un hombre es encadenado, nosotros estamos encadenados a él. La libertad debe ser para todos o para nadie.

Existe el bien y el mal, lo grande y lo bajo, lo justo y lo injusto. Te juro que todo eso nunca cambiará.

Una locura como esta, es como intentar detener un fuego con la humedad de un beso.

La costumbre de la desesperación es peor que la propia desesperación.

Aquí se ve hasta qué punto la experiencia absurda se alejan del suicidio. Se puede creer que el suicidio sigue a la rebelión, pero es un error, pues no simboliza su resultado lógico. Es exactamente su contrario, por el consentimiento que supone.

La comprensión de que la vida es absurda no puede ser un fin, sino solo un comienzo.

Una conciencia culpable debe confesar. Una obra de arte es una confesión.

Créame, lo más difícil para un hombre es darse por vencido, es lo que realmente no quiere, después de todo.

Lo que es preciso subrayar es el aspecto frívolo de la población y de la vida. Pero se pasan los días fácilmente en cuanto se adquieren hábitos, y puesto que nuestra ciudad favorece justamente los hábitos, puede decirse que todo va bien.

No ser amados es una simple desventura; la verdadera desgracia es no amar.

No camines delante de mí, puede que no te siga. No camines detrás de mí, puede que no te guíe. Camina junto a mi y se mi amigo.

Nuestro deseo de comprender, nuestra nostalgia de absoluto, no se explican sino en la medida en que, justamente, podemos comprender y explicar muchas cosas. Es inútil negar absolutamente la razón. Tiene su orden en el cual es eficaz. Ese orden es, precisamente, el de la experiencia humana. De ahí que queramos aclararlo todo.