El amor de una madre por su hijo es como ninguna otra cosa en el mundo. No conoce la ley, no tiene lástima, desafía todas las cosas y aplasta sin piedad todo lo que se interpone en su camino.

¿Qué es importante y que no lo es? Nunca se puede decir. Hemos de fijarnos en los menores detalles.

Cuando hay grandes sumas de dinero en juego, lo mejor es no confiar en nadie.

¿Cuántos años tienes, Ann? ¿Cuarenta y uno? Muy buena edad para efectuar tu descubrimiento. Si lo dejas para más tarde puede resultar devastador. Si lo descubres cuando eres demasiado joven... hace falta mucho valor para aceptarlo.

Un arqueólogo es el mejor marido para una mujer: cuanto mayor se hace ella, más le gusta a él.

Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante.

¡El dinero es ridículo! ¡El crédito es ridículo! ¡Convenga usted en que la vida tiene mucho de ridículo!

Pocos de nosotros somos lo que parecemos.

¿Quién puede afirmar que aquel niño no podría haberse convertido en un gran músico o en el descubridor de la vacuna contra el cáncer? O algo menos melodramático: podría convertirse en una persona feliz y normal...

¡Qué tontas somos las mujeres! Siempre lo he pensado. Supongo que ahora dormiré con su retrato debajo de la almohada y soñaré toda la noche con él. Es terrible ver que una no es fiel a sus principio.

Un arqueólogo es el mejor marido que una mujer pueda tener. Mientras más envejece, más interesado está él en ella.

La tristeza es la cuna de inspiración de todo escritor.

Compréndanme bien: quiero llegar a la verdad. Ésta, por fea que sea, es siempre curiosa y resulta hermosa para el que la busca con afán.

Los viejos pecados tienen largas sombras.

La maldad no es algo sobrehumano, es algo menos que humano.

Y la mayor lección que mamá me dio fue esta: me dijo que habría veces en la vida en que tienes que elegir entre ser amado y ser respetado. Ella dijo que escogiera siempre ser respetado.

La gente feliz fracasa porque se encuentra en tan buenas relaciones consigo misma, que le tiene sin cuidado todo lo demás.

Mamá en realidad pasó el tiempo que se suponía que tenía que ser una niña criando hijos, su hermano menor y su hermana menor. Ella era dura como las uñas y no sufría el tonto en absoluto. Y la verdad era que no podía permitírselo. Hablaba la verdad sin rodeos, directamente, y sin mucho barniz. Yo soy su hijo.

En lo concerniente a las grandes sumas, lo más recomendable es no confiar en nadie.

Como buen inglés, es muy reservado y tiene una pobre opinión de los norteamericanos, y ninguna en absoluto de los de cualquiera otra nacionalidad.

Es curioso, pero solamente cuando ves a las personas hacer el ridículo, te das cuenta lo mucho que las quieres.

La mejor receta para la novela policíaca: el detective no debe saber nunca más que el lector.

Cásate con un arqueólogo. Cuanto más vieja te hagas, más encantadora te encontrará.

Cuando no hay humildad, las personas se degradan.

Recuerde que en esta vida las cosas no son tan bonitas como parecen a primera vista.

El destino parece a veces burlarse de los serers humanos complaciéndose en descubrir lo que éstos quisieran conservar secreto.

Aprendí, aunque supongo que ya lo sabía, que nunca se debe intentar volver atrás, que la esencia de la vida es seguir hacia delante.

Aprendí ... que uno nunca puede marchar hacia atrás, que no debería intentarse siquiera, que la esencia de la vida es ir hacia delante. La vida es, en realidad una calle de sentido único.

Esperaba... esperaba a lo largo de las horas el éxito o el fracaso de un esfuerzo.

Las conversaciones siempre son peligrosas si se quiere esconder alguna cosa.

La gente que más daño nos hace es la que nos escuda contra la realidad.

Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. La vida, en realidad, es una calle de sentido único.

Bueno, debe ser que el amor no logra adueñarse de nosotros hasta que tenemos cierta edad.

Nunca hagas algo que los demás puedan hacer por ti.

Cuando se trata de grandes sumas de dinero, es aconsejable no confiar en nadie.

La mujer puede ser la ayuda del hombre y la inspiración de su vida, pero también puede ser su perdición. Puede arrastrarlo al nivel de la bestia.

Si se estudia un problema con orden y método, no hay dificultad alguna en resolverlo.

Pero recuerde que en esta vida las cosas no son tan bonitas como parecen a primera vista.

Las mujeres, claro está, deben pensar en ellas mismas.

Ya sé, Hastings,que tiene una imaginación de lo más fértil, pero le ruego que la mantenga dentro de los límites.

Estará de acuerdo conmigo - no me cabe la menor duda - en que la belleza es lo único por lo que merece la pena vivir.

Las conversaciones son siempre peligrosas si se tiene algo que ocultar.

El delito es terriblemente revelador. Aunque pruebes y varíes de mil maneras tus métodos, tus gustos, tus hábitos y tu actitud mental, tus acciones revelarán tu alma.

Las mujeres observan de un modo inconsciente mil detalles íntimos, sin saber lo que hacen. Sus subconscientes mezclan esas cositas unas con otras y a eso le llaman intuición.

Las obras de poco sirven sin el fuego interior. No hagas cosas que no deseas hacer para que te den luego palmaditas en la espalda por ha­cerlas. Nada, si se me permite decirlo, produce un resul­tado más odioso.

Soy de esos que pueden oírlo todo." —Poirot.

Me gusta vivir. En ocasiones, he sido intensa, desesperada y profundamente desdichada, me ha consumido la pena, pero después de todo sigo teniendo plena certeza de que estar viva sin más es algo grandioso.

Hasta el propio Romeo, como sabes, tuvo su Rosalinda antes de que le sorbiera el seso Julieta.

Todos nos vemos en el espejo de distintos ángulos, pero estamos todos ante él, y por lo tanto vemos también lo mismo.