El hecho es que la gente sí es buena. Dales cariño y seguridad y ellos te darán cariño y vivirán seguros en sus corazones.

Es imposible la salud psicológica, a no ser que lo esencial de la persona sea fundamentalmente aceptado, amado y respetado por otros y por ella misma.

Lo que se necesita para cambiar a una persona, es cambiar la conciencia de sí mismo.

Parece que lo necesario es no temer los errores, hacerlo lo mejor que uno pueda y esperar a aprender suficiente para corregirse a tiempo.

¿Para qué es la vida? La vida es para ti.

Si solo tienes un martillo, tiendes a ver todos los problemas como un clavo.

Los problemas más difíciles se presentan al examinar la naturaleza de la autorrealización. Se puede decir de las personas en este nivel de desarrollo motivacional, que sus acciones y creaciones son en alto grado espontaneas, francas, abiertas, autor reveladores, inéditas y, por tanto, expresivas.

La satisfacción de la necesidad de autoestima conduce a sentimientos de autoconfianza, valía, fuerza, capacidad y suficiencia, de ser útil y necesario en el mundo.

Debemos enseñar a la gente a prestar atención a sus propios gustos. Muchos no lo hacen.

El único rival de uno son sus mismas potencialidades. El único fracaso es fracasar en vivir respecto a las propias posibilidades. En este sentido, todo hombre puede ser un rey, y debe, por tanto, ser tratado como un rey.

Lo necesario para cambiar a una persona es cambiar su idea de sí misma.

Cualquier teoría de la motivación que merezca la pena debe tratar las capacidades superiores de la persona fuerte y sana, así como también las maniobras defensivas de los espíritus paralizados.

La verdad de la vida más extraña y difícil de creer, irónicamente surge del temor a nuestro propio éxito.

Las personas no son malvadas, son desgraciadas.

Hay aquí dos hechos importantes: primero, que el ser humano nunca está satisfecho, excepto de una forma relativa o como si fuese sólo el peldaño de una escalera, y segundo, esas necesidades parecen ordenarse en una especie de jerarquía de predominio.

Pero una necesidad que está satisfecha, deja de ser una necesidad.

La necesidad de conocer y de entender se ven en la primera y segunda infancia, quizás incluso más fuertemente que en la edad adulta.

Todo en la vida es educación, y todo el mundo es un maestro y a la vez un estudiante.

En cierto modo, cada persona es su propio proyecto.

La independencia del entorno logra una relativa estabilidad ante un golpe duro, las privaciones, los palos, las frustraciones y cosas parecidas. Estas personas pueden mantener una serenidad relativa en medio de circunstancias que a otras personas las podría llevar al suicidio. También se les describe como “autosuficientes”

Toda la evidencia que tenemos indica que es razonable asumir que en prácticamente todos los seres humanos, y casi en todos los recién nacidos, hay una voluntad activa, un impulso hacia la salud, crecimiento y realización.

Tengo la impresión de que el concepto de creatividad y el de persona sana, autorrealizadora y plenamente humana están cada vez más cerca el uno del otro y quizá resulten ser lo mismo.

Podemos orientarnos hacia la defensa, la seguridad o el miedo. Pero, en el lado opuesto, está la opción de crecimiento. Elegir el crecimiento en lugar del miedo doce veces al día, significa avanzar doce veces al día hacia la autorrealización.

La mayoría de las personas experimentan tanto la tragedia como el placer en proporciones variables, y cualquier filosofía que deje fuera una de las dos no puede ser considerada completa.

En última instancia, los músicos deben hacer música, los artistas deben pintar, los poetas deben escribir, si quieren estar en paz consigo mismo. Lo que los humanos pueden ser, es lo que deben ser. Deben ser auténticos con su propia naturaleza.

Hay personas que tienen miedo a apostar por sí mismas.

Las personas que calificamos de enfermas son las que no son ellas mismas, las que se han creado toda clase de defensas neuróticas.

Si uno solo tiene un martillo, tiende a ver cada problema como un clavo.

La historia de la humanidad es la historia de los hombres y las mujeres vendiéndose baratos.

El secretismo, la censura, la falta de honestidad y el bloqueo de la comunicación amenazan todas las necesidades básicas.

La mejor forma de analizar un problema presente es dar todo por ello, estudiar su naturaleza y descubrir la respuesta al problema dentro del propio problema.

En apariencia, los medios en sí mismos son más universales que las vías por las que se consiguen esos fines, porque dichas vías están determinadas localmente por su cultura específica.

Lo que uno puede llegar a ser, uno debe serlo.

Si tu única herramienta es un martillo, tiendes a tratar cada problema como si fuera un clavo.

Las únicas personas felices que conozco son aquellas que trabajan bien en algo que consideran importante.

La capacidad de estar en el momento presente es el principal componente del bienestar mental.

A los niños no hace falta enseñarles a ser curiosos.

Una de las metas de la educación debe ser enseñar que la vida es hermosa.

La gente no es mala, es infeliz.

La ciencia de la psicología ha tenido mucho más éxito en su aspecto negativo que en el positivo... Nos ha revelado mucho acerca de las deficiencias del hombre, sus enfermedades, sus pecados pero poco acerca de su potencial, sus virtudes, sus aspiraciones o su salud mental.

Algo como la curiosidad humana puede ser fácilmente observado en los animales superiores.

La buena sociedad es aquella en la que la virtud es recompensada.

La personalidad del llamado psicópata es otro ejemplo de la pérdida permanente de las necesidades de amor. Una forma de comprender esta disfunción de la personalidad es que las personas que carecieron de amor en los primeros meses de su vida, sencillamente han perdido ese deseo para siempre, así como la capacidad de dar y recibir afecto.

La mayoría de nosotros podríamos ser mejores de lo que en realidad somos.

Podríamos definir la terapia como una búsqueda de valor.

Hemos llegado al punto de la historia biológica donde somos ya responsables de nuestra propia evolución. Nos hemos convertido en autoevolucionadores. La evolución significa seleccionar y, por tanto, escoger y decidir, y eso significa valorar.

La gente autorrealizada tiene un profundo sentimiento de identificación, simpatía y afecto por los seres humanos en general. Sienten el parentesco y conexión, como si todas las personas fuesen miembros de su familia.

Debemos entender el amor, debemos ser capaces de enseñarlo, de crearlo, de predecirlo, o de lo contrario el mundo está perdido en la hostilidad y suspicacia.

Se deben abarcar y explicar los problemas más importantes de los personajes más grandes y mejores de la historia de la humanidad.